Pedirán la nulidad absoluta de los comicios tucumanos

NACIONALES 30/08/2015
Domingo Amaya, compañero de fórmula de José Cano, adelantó que este lunes harán la presentación formal. "La Junta Electoral es parte del fraude, no vamos a aceptar de ninguna manera lo que diga", advirtió. El recuento definitivo ya comenzó, pero se detuvo el fin de semana.

Las elecciones que se celebraron en Tucumán siguen siendo noticia por las denuncias de irregularidades y la amenaza de la oposición, que decidió pedir "la nulidad absoluta del comicio".
"Bajo ningún punto de vista vamos a aceptar lo que diga la Junta Electoral y menos con los testimonios que estamos recogiendo", advirtió este mediodía Domingo Amaya, candidato a vicegobernador en la fórmula que encabeza José Cano.
"El acto eleccionario tiene que tener una nulidad absoluta y estamos trabajando con los abogados las denuncias penales. Mañana vamos a presentar la nulidad absoluta del comicios, con una denuncia penal al correo por fraude informático", adelantó en declaraciones a Nacional Rock.
En el mismo sentido, Amaya apuntó: "La Junta Electoral es parte del fraude, si la Justicia no actúa como corresponde, este no será un gobierno legítimo".
El dirigente opositor repasó algunas de las irregularidades que descubrieron tras la elección: "Hay urnas que llegaron abiertas en transporte escolar y tenían que estar custodiadas por un gendarme. Hubo adulteración de padrones y se repartieron DNI en una unidad básica para que cualquier fuera a votar".
A pesar de que el oficialismo aseguró que no hay chances de anular el comicio, Amaya se mostró optimista: "Tengo fe y confianza en que se vuelvan a hacer las elecciones".
Los funcionarios de la Junta Electoral Provincial de Tucumán lograron contabilizar los votos de 351 mesas en el marco del escrutinio definitivo que continuará mañana y que hasta el sábado le daba un 47,58 por ciento de los sufragios al opositor José Cano y un 42 por ciento al oficialista Juan Manzur.
El conteo de votos que se realizó en las últimas horas correspondía a las mesas ubicadas en la sección oeste y que representaron apenas el 9,75 por ciento del total de las 3600 a fiscalizar en la provincia.
La junta cumplió este sábado su quinto día consecutivo de labor en el escrutinio definitivo en la sede de la calle Mendoza. Observaciones de fiscales y funcionarios obligaron ayer a la anulación de algunas urnas dado que tenían más votos que votantes o en una directamente había sobres vacíos, sin boletas electorales en su interior.
En el conteo de ayer, según la Junta, en las 351 mesas de la zona oeste el Acuerdo para el Bicentenario que impulsa a Cano como gobernador había logrado 47.039 votos, mientras el Frente para la Victoria de Manzur obtenía 41.532 votos.
El escrutinio provisorio había contado hasta el 81 por ciento de las mesas tucumanas y señaló que Manzur se había impuesto a Cano por 14 puntos.

Te puede interesar