Se extiende una fuerte interna en el FAF con reproches a decisiones electoralistas

DESTACADOS 18/06/2015 Por
El por ahora protegido acuerdo entre los popes del radicalismo provincial excluyó, deliberada o circunstancialmente, a varios dirigentes del sector y de otras agrupaciones que venían trabajando en forma independiente de las decisiones del Frente Amplio Formoseño. Ahora intentan reponerse de lo sucedido integrando una nueva fracción que comienza a tomar cuerpo propio dentro de la alianza opositora y podría socavar los objetivos políticos y electorales de la coalición.
00
En el centro de las disputas: Naidenoff, Blasich, Buryaile y Lee.

En los próximos días quedará formalizada una nueva organización dentro del Frente Amplio Formoseño, conformada por un grupo de dirigentes considerados desplazados de distintos sectores partidarios que componen la alianza opositora. Por estas horas trabajan en el armado legal del grupo, con miras a participar del proceso electoral que se avecina.
Entre los rostros más visibles aparecen José Blasich, Carlos Lee, Rody Bazquez y Viera Batiusko, además de los abogados Timoteo Albariño y Matías Berger.
“Somos radicales, desarrollistas, peronistas disidentes y de otros partidos, y creemos que representamos al verdadero Frente Amplio Formoseño; el objetivo es poder contener políticamente a miles de formoseños y vecinos que por diferentes razones no fueron o no son tenidos en cuenta por quienes encabezan hoy la oposición política”, plantean desde el sector.
“La gente está cansada de muchas cuestiones ligadas a la política y esa conducta excede lo meramente partidario. Se reclaman cambios en la conducción, se exige el fin de los mismos apellidos, se apela a una oxigenación plasmada en nuevos hombres y mujeres ocupando cargos de decisión y con capacidad para decisiones profundas que puedan ayudar a cambiar el actual estado de cosas”, definió.
“Dentro del FAF acaban de adoptarse decisiones, puramente electoralistas, definiendo cargos y lugares en las listas, para lo cual no se tuvieron en cuenta el esfuerzo, el compromiso y los proyectos de mucha gente. Y eso no está bien. Es más de lo mismo. Ante esto, lejos de relegar el objetivo nos propusimos competir dentro de los mismos ideales políticos pero apelando a herramientas más democráticas y contenedoras”, apreció el informante, un hombre del radicalismo que se declara viejo militante.
“Estamos definiendo el esquema de trabajo con miras a ofrecer a la ciudadanía nuestros dirigentes y así constituirnos en una alternativa de valía apuntando a modificar el actual estado institucional de Formosa”, precisó.

TRASFONDO
Aunque la fuente consultada no lo dijo, en los últimos días trascendió un acuerdo de cúpula dentro del Frente Amplio, entre el jefe del radicalismo y uno de los hombres más fuertes de ese partido que hasta entonces no conseguían amalgamar ideales de trabajo ni un esquema electoral.
Para esa trama, el propio Luis Naidenoff tomó decisiones de fondo y entre sus definiciones no le tembló el pulso para dejar de lado al diputado Carlos Ventimiglia que venía trabajando con fuerza en el interior y exhibía algún crédito político que al parecer jamás convenció al senador.
De acuerdo con ese arreglo, Luis Naidenoff y Ricardo Buryaile irán a las elecciones generales de octubre empujando una lista propia para los cargos de gobernador, diputados nacionales, diputados provinciales e intendente de la capital, mientras que para las concejalías de la ciudad cada uno podrá armar su propia oferta. Martin Hernández será el candidato a diputado nacional, obviamente con el apoyo estructural de ambos dirigentes.
La lista de candidatos a diputados provinciales estará encabezada por un referente de Buryaile, mientras que Naidenoff decidirá quién se coloca detrás en representación de la Red Solidaria. Entre el tercero y quinto lugar deberán ser asignadas candidaturas a representantes provenientes del PRO, del legislador ruralista y del Frente Renovador.
Es este esquema de decisiones el que molestó a varios dirigentes quienes decidieron conformar un nuevo esquema de trabajo, sin abandonar los ideales frentistas.

Te puede interesar