Preocupa a brigadistas incumplimientos oficiales acordados en marzo

LOCALES 13/09/2015
Entre los trabajadores hay un intenso debate para definir los pasos a seguir: una mayoría pretende pedir al obispo Conejero que medie en el reclamo; otros quieren el regreso de medidas de fuerza concretas.
Ampliar
Brigadistas durante los paros de febrero; ahora las medidas parecen reaparecer

Los encargados de distintas tareas lanzadas por el Gobierno provincial para frenar la embestida del mosquito transmisor del dengue, identificados popularmente como brigadistas, vuelven a ser noticias por estas horas. Consideran que existe una sensible demora en el cumplimiento del acuerdo pactado con el Ministerio de Desarrollo Humano en marzo, cuando el grupo dejó sin efecto un paro ante la promesa oficial.
Se trata de un grupo de brigadistas sanitarios que desde hace 8 años trabajan fumigando los barrios. Trabajan totalmente en negro, no tienen ningún beneficio ni cobertura social, cobran 2.200 pesos tras el último aumento que fue de 50 pesos luego de dos años.
Para destrabar
Los precarizados trabajadores aseguran que siguen trabajando en condiciones infrahumanas, sin ninguna cobertura de obra social pese a que manipulan venenos y elementos tóxicos.
“Pedimos soluciones a esta situación, reclamamos los aumentos salariales prometidos y que se respete el compromiso del gobernador efectuado en la inauguración de La Nueva Formosa de que nos iban a jornalizar a todos”, insistió uno los trabajadores.
“No tenemos ART, hay brigadistas enfermos de dengue, mordidos por perros y lastimados en el trabajo”, detalló a este medio uno de los brigadistas, que se quejó por la inestabilidad laboral, los bajos salarios, la carencia de ART, obra social y aportes jubulatorios.
La mayoría son además militantes políticos que trabajan para el gobierno y también trabajan en negro, aunque admiten que “no estamos contra el gobernador ni contra el ministro; simplemente ya aguantamos sobrevivir con este dinero por mes”.
“Ahora todo vuelve a fojas cero. Muchos compañeros quiere hablar con el obispo para pedirle que medie con las autoridades, nos engañan como a criaturas, ya no sabemos a quién acudir, así no se puede seguir”, detalló uno de ellos.
“Esta semana será clave; muchos quieren que volvamos a los paros, pero es algo que tendremos que decir entre todos”, definió.

Te puede interesar