Directora wichí enfrenta a Insfran y amenaza tomar el ICA

LOCALES 13/09/2015
Dijo que está dispuesta a renunciar al cargo y que en el área existe un “completo descontrol” que abarca el manejo discrecional y personalizado de La administración y los recursos financieros destinados a cada etnia.
Ampliar
Insfran hace jurar al cargo de directora a la wichi Aguero. Abajo, en recuadro, Esteban Ramírez.

La directora wichi del Instituto de Comunidades Aborígenes (ICA), Ercilia Agüero, se mostró entre desilusionada y frustrada por el esquema “cerrado” y “discrecional” que existe en la conducción del organismo y cargó contra el administrador, Esteban Ramírez y el propio gobernador Gildo Insfran.
“Desde que asumí vengo intentando, sin ningún resultado, que me den una audiencia para hablar con el gobernador y no recibo ninguna señal de que eso pueda realizarse; noto que no hay interés”, reveló en contacto con este medio.
En el marco de un acto realizado el jueves en salón del sexto piso de Casa de Gobierno, asumieron los dirigentes indígenas que fueron electos como directores de sus respectivas etnias ante el Instituto de Comunidades Aborígenes en comicios realizados el pasado 14 de junio. En ese marco, asumió la primera mujer directora por la etnia wichi, Ercilia Agüero, quien ante las primeras informaciones formales sobre sus obligaciones salió a expresar serios reproches.
Al asumir, ante el propio gobernador Insfran, conto que proviene de una familia de trabajo y compromiso con los pueblos originarios, incluso evoco que su fallecido padre, el cacique Prospero Agüero fue director del ICA. “Asumo la responsabilidad y compromiso de llevar adelante una gestión que priorice los intereses superiores de nuestro pueblo; sabemos lo mucho que esta gestión hizo a favor de las comunidades, pero como el mismo gobernador lo dice, siempre hay nuevos y superadores proyectos y desafíos por delante, por eso le reiteramos nuestro incondicional acompañamiento porque él nos hizo parte de este modelo de provincia que progresa en forma equitativa”, admitió.
Sin embargo, puertas adentro la mujer chocó con otra realidad y ahora sale a publicitarla.
“La administración del ICA es un caos, no están disponibles las finanzas que le corresponde a la etnia que represento; todo el manejo es personalizado, todo debe pasar por Esteban Ramírez; la ley habla de otra cosa y esto no se cumple”, denunció.
“En todos estos días estuve tratando de hablar con el gobernador pero no me responde. Voy a iniciar una gira por toda la provincia para hablar con mis hermanos y contarles la realidad. Vamos a tomar el ICA. Voy a renunciar si es necesario para que se sepa cómo funciona todo”, enfatizó Arguello, que lucía decepcionada y molesta.
Entretanto, el propio Ramírez sacó a relucir, a fines de agosto, la política oficial en materia aborigen, reeditando el vetusto discurso de la obra pública hacia el sector. “No hay que profundizar en palabras para darse cuenta de la enorme transformación de la realidad indígena en la provincia, porque las realizaciones están a la vista. En lo educativo puntualmente, solo hay que recordar que de las siete escuelas que se tenían para la modalidad aborigen, hoy son más de quinientas”.
Sin embargo, la lectura de la directora wichí es muy distinta, sus cuestionamientos aparecen contundentes y parecen instalar una nueva crisis entre el Gobierno provincial y los originarios.

Te puede interesar