Acusan a De Vido de usar los recursos públicos para destruir carteles de la oposición

LOCALES 18/09/2015
Se mostró indignado al constatar que una de las dos gigantografías que promocionan su candidatura fue derribada y luego retirada del lugar por varias personas y un camión pertenecientes a la Comuna capitalina, según aseguró. “Esta es una muestra más de lo prepotencia con que se manejan quienes se creen propietarios de la cosa pública”, cargó apuntando a la gestión institucional del FpV.
Ver galería
1 / 3 - El camión tiene cargado el enorme cartel; después Buryaile dialogó con el chofer y pudo recuperarlo

El candidato a intendente municipal por el Frente Amplio Formoseño (FAF), Ricardo Buryaile responsabilizó al actual jefe comunal capitalino, Fernando De Vido de la destrucción del cartel instalado en cercanías del Hipermercado Cáceres y le exigió “reglas claras y coherencia” para la campaña electoral.
“Vinimos inmediatamente al lugar porque me llamó un vecino y pude observar como una cuadrilla de empleados municipales terminaba de bajar primero y colocar después sobre un enorme camión, una de las dos gigatografías que promocionan mi candidatura”, describió el dirigente, visiblemente molesto.
“Nos acercamos inmediatamente al grupo y le hice los reclamos pertinentes, a lo cual varios de respondió devolviéndome la estructura. Uno de ellos me dijo directamente que tenían órdenes del propio De Vido para hacer este trabajo”, reveló, entre sorprendido y aun irritado.
“Ya en las elecciones pasadas debí pasar por la misma situación”, recordó y volvió a orientar su discurso hacia el intendente: “Esta zona está inundada de carteles, pero sólo vinieron por el mío. Nadie me notificó de ninguna violación a alguna normativa, ni verbalmente ni de hecho, por lo cual colijo que se trata lisa y llanamente de una persecución política”, advirtió.
“De Vido tiene la obligación, porque es un funcionario, de hacer observar el cumplimiento de la normativa que rige en la ciudad, debe ponerse al frente del respeto por normas claras y pacíficas de convivencia; estamos en un proceso electoral y entre todos debemos mantener el respeto y una línea de conducta para que el mensaje le llegue al vecino que es quien, en definitiva, decidirá a quien quiere como intendente”, redondeó.
“Nos generan un problema importante con esto; no sólo porque debemos reinstalar la estructura y remendar la tela dañada, sino porque ahora obliga a establecer algún sistema de protección permanente de la propaganda”, enfatizó.
“Esta es una muestra más de lo prepotencia con que se manejan quienes se creen propietarios de la cosa pública; violentan las normas frecuentemente y hasta deciden quienes deben cumplirla y quiénes no. Y por supuesto, siempre entre los beneficiados están los del propio partido, familiares, amigos y socios comerciales. Es inaceptable que, como en este episodio, se utilicen los recursos de todos en beneficio de sus intereses político”, embistió Buryaile.
“Cuando hablo de la necesidad de cambio me refiero, también, a conductas como estas. Es necesario recuperar el Estado y ponerlo en manos de gente que viene con otros bríos, ideas renovadas y con un sentido de la equidad y el respeto que hace tiempo se perdió en la ciudad”, consideró.

Te puede interesar