Mató a su bebé y le bajaron la pena porque vive en la extrema pobreza

NACIONALES 22/09/2015
Fue encontrada culpable de ahogar al recién nacido en la mochila del inodoro. Por sus condiciones de vida, los jueces descartaron la prisión perpetua y la condenaron a 8 años de prisión.
Ampliar
Sabrina Zafra, culpable de haber ahogado a su bebé y esconderlo en el inodoro. (CREDITO: DIARIODECUYO)
Sabrina Zafra, culpable de haber ahogado a su bebé y esconderlo en el inodoro Sabrina Zafra, culpable de haber ahogado a su bebé y esconderlo en el inodoro.
La noche del 20 de septiembre de 2013 en un pequeño departamento ubicado en el fondo de una propiedad de la calle Lavalle, en Trinidad, en la capital de San Juan, Sabrina Zafra, de 30 años, madre de 7 hijos y embarazada del octavo, cursando el último mes de gestación, se encerró durante 40 minutos en el baño.
Al salir, le dijo a su marido, Miguel Sosa, que había tenido una hemorragia, por lo que de inmediato se trasladaron al hospital, donde se constató que tenía el mismo cuadro de una mujer que acababa de parir. Recién la mañana siguiente, según la declaración del propio Sosa, notó que no salía agua del inodoro. En ese instante sacó la tapa de la mochila y descubrió que allí se encontraba su hijo recién nacido.
Para la Justicia, durante esos 40 minutos, la mujer tuvo un parto espontáneo y ahogó a su hijo en el inodoro, para luego descartar el cuerpo en la mochila. Según consta en el expediente, la autopsia reveló que era un varón que pesó 4,100 kg, midió 53 cm y alcanzó a vivir entre 5 y 15 minutos.
"No recuerdo qué pasó... Las veces que necesito recordar, no sé qué pasó esa noche y qué pasó con mi hijo que tendría que estar conmigo... Yo no lo hice. Yo no lo metí en la mochila, si yo lo quería tener", fueron las palabras de Zafra el pasado 10 de septiembre, pasados dos años del aberrante hecho y en momentos en que se desarrollaba el juicio en su contra.
Desde un primer momento ella se encontró imputada por homicidio agravado por el vínculo, cuya condena es de reclusión perpetua, en tanto que su marido estuvo acusado poco tiempo, hasta que la Justicia determinó su sobreseimiento por no poder comprobar su participación en el caso.
Este lunes, los jueces Eugenio Barbera, Eduardo Gil y el subrogante Matías Parrón, de la Sala III de la Cámara Penal, la condenaron a sólo 8 años de prisión tomando en cuenta las "circunstancias extraordinarias de atenuación' que rodearon al crimen, según la información brindada por el Diario de Cuyo.
Para la Justicia, el atenuante principal es la extrema pobreza, ya que ella junto con su pareja y sus siete chicos dormían en el mismo dormitorio, de 4 metros por 4, y su único ingreso económico era una pasantía que le daban a él, que no superaba los $1.800.
Además, sobre la base del informe psicológico, se determinó el estado de soledad y desamparo en el que se veía Zafra, que no contaba con el apoyo de padres ni hermanos, e incluso el de su propia pareja fue calificado como "pusilánime, ineficiente e incapaz de dar sostén o apoyo a alguien".
Para su abogado defensor, Faustino Gélvez, no hay razones que constaten que ella haya matado ahogado al bebé, al margen del parto que tuvo lugar en el baño. Además, trató de mentiroso a Sosa, ya que no encuentra sustento en su versión de que ella estuvo 40 minutos en el baño y él no se hay acercado para ver qué sucedía, por lo que había pedido la absolución de la mujer.

Te puede interesar