Insfran admitió la dependencia de su gestión de los recursos nacionales

DESTACADOS 30/09/2015 Por
En una maratónica gira pidió “confiar más que nunca en el modelo” y ante un nutrido grupo de aborígenes, advirtió que sólo la presidencia de Daniel Scioli le permitirá “la continuidad de los planes sociales” y de otros beneficios locales.
gildo
Empleando un discurso que se emparenta mucho más con un “apriete de campaña” o una “fórmula de temor” que a un recurso electoral propio de la época, el gobernador Gildo Insfran, advirtió: “Si no está Scioli, yo no garantizo nada”. La posición, deja formalmente al descubierto el mero rol de administrador del funcionario y de la ausencia de una politica que aspire a explotar los recursos primarios locales para generar sus propios in gresos y "pagar lo que consume".
En El Churcal, anunció el servicio de energía eléctrica, y en La Madrugada, Maldonado, y varias localidades más, prometió agua, porque se están haciendo más perforaciones a través del programa Esmeralda. “Estamos ampliando derechos”, remarcó.
En esa línea, puso de relieve que “la energía está llegando a todos, porque tenemos un programa que contempla a cada población, por más pequeña que sea, porque todos tienen derechos e igualdad” precisó.
Por su parte, los vecinos de la zona se mostraron preocupados por los rumores que echan a correr ciertos punteros políticos sobre el supuesto fin de los programas y planes sociales, a lo que Insfrán les indicó que “el futuro presidente de los argentinos, Daniel Scioli es garantía, como este gobernador, nadie les va a tocar sus planes sociales, cosa que yo no garantizo si esta gente (la oposición) llega al poder, por eso hay que confiar más que nunca en este modelo”.
“Si no está Scioli, yo no garantizo nada” insistió y cuando la gente le aseguraba el voto, les sugirió que voten boleta completa, “porque nosotros no seguimos a un hombre, sino a un proyecto político” enfatizó.
Durante la rueda de conversaciones que mantuvo Insfrán con la comunidad, los caciques que iban a hablando, se sentían ofendidos, porque cuando las cámaras de televisión nacional llegaban a la zona buscando miseria y pobreza, y ellos querían mostrarle las escuelas, viviendas, agua, luz, pero los equipos de producción se negaban.
Bajo un enorme algarrobo, tuvo lugar un encuentro que congregó a toda la comunidad y de la que participaron más de una docena de caciques de distintas comunidades, en cuya ocasión se escucharon las palabras de Nicolás Larrea, de la comunidad de La Mocha, quien agradeció la luz, la escuela en construcción en El Churcal y dijo que “los tobas estamos enojados con ese señor gordo que se llama Lanata, pero para nosotros es la nada, sabemos muy bien lo que queremos, nadie nos viene a decir lo que tenemos que hacer, quien duda que el oeste está cada vez hermoso”.
Larrea le planteó además a Insfrán algunas necesidades que tienen las numerosas artesanas de la zona con respecto a la comercialización de sus productos, y el mandatario adelantó que a mediados de octubre, se establecerá un plan de comercialización que pagará el mejor precio a las artesanías locales.
“No dejen que nadie subestime su voto, porque con esta actitud madura y de compromiso con sus comunidades, demuestran que saben bien a quien elegir. Que esta gente respete nuestras decisiones, para ello nuestro voto es de baja calidad, casi que nos están tratando de brutos, quizás para ellos es mejor que no votemos” consideró Insfrán al dirigirse a los dirigentes locales.
Dijo que “es todo un mensaje para quienes propician el voto calificado, que en realidad no les gusta que ustedes voten, porque ustedes votan a favor de un modelo que amplía derecho a quienes menos tienen y reduce el privilegio de los poderosos”.
En todos estos años, desde los niveles oficiales presentaron al gobernador con omnipotencia, adjudicándole triunfos épicos y decisiones legendarias, cuando en realidad se trata de un funcionario que tuvo la habilidad de saltar a tiempo y negociar con sagacidad el respaldo nacional. La transformación de Formosa en materia de obra pública es una consecuencia de los dineros nacionales, no de la explotación de los recursos naturales y humanos locales. En Formosa, estamos, aun, muy lejos de pagar lo que gastamos. El escenario actual es una consecuencia del sistema federal de repartos.

Te puede interesar