Velázquez Ibarra: "La Ley de Narcomenudeo agravará la corrupción judicial"

DESTACADOS 17/10/2015 Por
"Es una vergüenza total y va a trasladar la mafia con que se maneja el tema droga en la justicia Federal, con el apoyo de un gobierno pre-democrático", embistió el conocido letrado del medio.
narcomenudeo-5 (1)

A principios de mes, el gobernador Gildo Insfran firmó el decreto de promulgación de la ley 1627, instrumento a través de la cual la provincia adquiere competencia en intervenir en ciertos tipos de delitos penales vinculados a los estupefacientes, como la venta al menudeo.
“La Ley de Narcomenudeo a la que adhirió la Legislatura a instancias de Gildo Insfrán a diez años de ser sancionada, presentada en un acto público con jueces que garantizan impunidad a sus funcionarios es una vergüenza total, una verdadera ley placebo y sabemos que lo que se denomina placebo en medicina es una sustancia inactiva que solamente tiene un efecto psicológico y se usa en reemplazo una medicina real que tenga efecto verdadero”. Tamaña postura fue expuesta por el abogado Pedro Velázquez Ibarra, cuya opinión está censurada en casi la totalidad de los medios de la provincia.
“Esta es una Ley placebo, que no solamente no va a servir para nada sino que por el contrario va a agravar el estado de corrupción total que reina en el poder judicial de la provincia de Formosa, va a trasladar la mafia con que se maneja el tema droga en la justicia federal, y finalmente se va a convertir en un arma letal más para el corrompido poder político a quién van a responder incondicionalmente todos los fiscales y jueces que van a designar en esta materia”, aventuró el abogado defensor de los Derechos Humanos, en declaraciones a Radio Rebelde
“En ese contexto va a constituir una herramienta para el control y el disciplinamiento social de la cual van a estar a salvo los punteros políticos que lucran con la droga, y la situación se va a agravar notablemente y va a profundizar el grado de degradación que tiene el poder judicial en la provincia”, afirmó categórico Velázquez Ibarra.
“Todos los días hay hechos de abuso de la policía que actúa con los mismos métodos de la época de la dictadura. Y, eso también forma parte de una manera de controlar y reprimir a la gente usando de escudo el “Código de Faltas”, después de someter a los ciudadanos a tremendos tormentos, lo que nos permite visualizar el peligro que representa una policía con impunidad al servicio del poder político de manera incondicional”, cuestionó el letrado local.
“Este es un gobierno feudal sino pre-democrático, sin división de poderes, con un poder judicial totalmente corrompido donde los únicos abogados exitosos son los abogados del gobernador y los vamos a detallar por bandas, hay tres bandas concretas”, señalo.
“La Banda de los Simpsons, perteneciente a los Vivas, que son abogados del gobernador y todos los ministros del gobierno, incluso de algunos integrantes del Superior Tribunal de Justicia, la banda de la Stella Zabala, fiscal de Estado, y la de Papacito Cabrera que es una cantera inagotable en la provisión de jueces y fiscales mansos y obedientes”, describió Velázquez Ibarra.
“La Justicia se ha ido degradando de tal manera que comenzó su colonización por parte del poder político, y después la descomposición avanzó hacia la privatización de la justicia y hoy se convirtió en una caja de recaudación del poder político, donde los que litigamos y ejercemos la profesión sabemos cómo se resuelven las causas, pero finalmente se llegó a algo peor todavía que es la personalización de la Justicia”, relató el abogado.
“Con la “personalización de la Justicia, pasamos como en un bar a un sistema de resoluciones judiciales con pedido de menú a la carta y servicio de Delibery de Justicia porque si desean se lo mandan a la casa directamente”, ironizó el abogado que suele acordarse del del gobernador Insfrán como un amigo.
“En ese contexto la sociedad tiene que tomar conciencia que más nocivo que un gobernador corrupto y funcionarios narcos, es la existencia de jueces corruptos, porque sin la existencia de una justicia independiente, imparcial no existe democracia”, destacó.
“Y, en Formosa vemos como ellos utilizan a los jueces para apretar, intimidar, perseguir y hacer el trabajo sucio que el poder político no se anima a hacer”, denunció.
“La justicia tiene un grado de domesticación total, un grado de corrupción total y finalmente un grado de mediocridad total. En este marco creo que la ciudadanía tendría que reaccionar y exigir una justicia independiente porque los abusos de poder siempre se ejercen contra los más débiles”, remarcó.

Te puede interesar