Productores siguen reclamando, vigilados por un centenar de antimotines

LOCALES 24/06/2015 Por
La Federación Agraria Argentina de Laguna Naineck cumplió la promesa asumida la semana pasada tras una asamblea de productores en la colonia El Paraíso, y hoy apostó a medio centenar de productores a un costado de la ruta 86 en protesta porque el Gobierno provincial no declara la emergencia agropecuaria que solicitara oportunamente el sector.
000009

Los chacareros apostados a un costado de la ruta 86, en el norte provincial se consideran damnificados por la intensas lluvias del 23 y 26 de mayo donde se resolvió una protesta los primeros días de la próxima semana. Por eso piden la emergencia agropecuaria.
“Es generalizada la preocupación de los productores por el tiempo que transcurre para tomar una determinación que debería haberse tomado en lo inmediato. Las pérdidas que sufrieron los pequeños productores está a la vista de todos por lo que entendemos que una situación como esta requiere celeridad”, expreso el director de la Federación Agraria Argentina, Pánfilo Ayala.
“Los pequeños productores damnificados no pueden comprender que a más de veinticuatro días de las intensas lluvias que causaron los daños en sus cultivos, el Ministerio de la Producción y Ambiente de la Provincia de Formosa aun no tenga nada en claro de lo sucedido y que a pesar de todas las evidencias no hayan tomado una determinación que para los productores debería darse sin más trámite. La situación amerita una declaración de emergencia como la que hemos solicitado y que el alcance también llegue a lo social y a lo vial”, añadió.
“Hemos venido acá a protestar y hacer pública la agenda que hemos planteado oportunamente en procura de una respuesta oficial”, dijo Ayala, en contacto con este medio.
“Estamos acá y no nos moveremos hasta hallar una respuesta de parte de un gobierno que se dice nacional y popular, pero que a la hora de las respuestas actúan como el Menemismo de los 90: mirando a un costado y pensando en sus propios intereses”, comparó.
Del otro lado de la ruta, casi enfrente del lugar elegido por los productores para hacer su reclamo, cerca de centenar de policías de la provincia, ataviados con pertrechos antimotines observa el escenario. Para algunos se trata de una mera tarea preventiva, para otros una forma de amedrentar y atemperar la libertad de reclamo que garantiza el sistema jurídico argentino.

Te puede interesar