USANDO BIENES PÚBLICOS, FUNCIONARIO PROVINCIAL LLAMÓ A RESISTIR EL MODELO K

DESTACADOS 20/11/2015 Por
"Cada escuela, cada oficina debe ser una unidad básica", disparó el ministro, Alberto Zorrilla, apelando al histórico recurso del Justicialismo de creer que Estado, gobierno y partido son una misma cosa.
Material difundido por Fernando López en el programa “Algo Está Pasando” / QTH Radio.
El ministro de Cultura y Educación, Alberto Zorrilla, sacó a relucir la conducta feudal que identifica a la gestión que integra y llamó a resistir un cambio de línea política a nivel nacional.
“Cada escuela, cada oficina tiene que ser una unidad básica para defender el modelo”, arengó a un grupo de docentes en una reunión convocada desde el área que encabeza con la clara finalidad de bajar línea.
En las últimas semanas arreciaron denuncias describiendo este tipo de episodios, provenientes de distintos lugares del territorio. En la mayoría de los casos, se trataban de educadores y empleados públicos “invitados” a participar de reuniones, donde recibían los lineamientos más acordes a los intereses políticos y económicos delo reducido grupo que gobierna la provincia.
Se trata de la más clara demostración del modelo educativo feudal que existe en la provincia, donde sus autoridades usan los recursos públicos para intentar convertir en talibanes de los objetivos del Frente para la Victoria a los docentes.
Este funcionario, reconocido colaborador de la primera hora del gobernador Gildo Insfran, utiliza las oficinas públicas y los establecimientos educativos como una suerte de unidades básicas al servició de los intereses del régimen eterno, para lo cual apela a las persecuciones y al miedo.
De proyecto educativo y de la formación de hombres libres no se debate. Se insiste en el pensamiento único y guiado.
El balotaje presidencial de este domingo determinará al reemplazante de Cristina Fernández y en un final que aparece parejo, la mayoría de las encuestas ven victorioso al postulante del espacio Cambiemos, Mauricio Macri, por encima del oficialista, Daniel Scioli.


Te puede interesar