OLIVERA RECLAMO LA EMERGENCIA SANITARIA PARA LA CIUDAD

DESTACADOS 13/12/2015 Por
Advirtió que “hace años” no hay tratamiento de residuos, tras constatar que el predio de la planta de reciclados está siendo desbordado por el amontonamiento de basura. “Formosa podría está a merced de un gigantesco foco infeccioso”, sostuvo. (Galería de fotos)
Ver galería aaa
1 / 14 - Esta imagen aérea grafica el dramático escenario de la basura en la ciudad.
El concejal Fabián Olivera le pedirá este lunes al intendente Jorge Jofre que declare la emergencia sanitaria de la capital provincial, como “un mecanismo efectivo” y urgente para sacar a los formoseños “del peligro en que se encuentran como consecuencia del estado de abandono” de la planta de tratamiento de residuos.
“Vengo de visitar el vaciadero municipal ubicado en el barrio San Antonio y me embarga una fuerte angustia y preocupación. Todo es hacinamiento, abandono, descontrol y vergüenza en ese lugar”, reseñó.
“Decenas de personas acuden todos los días a ese lugar en búsqueda de alimentos y objetos de valor para revenderlos; es una práctica conocida la que ejercen estas familias. Pero el escenario es dantesco y temo las consecuencias que puede estar generando para los miles de vecinos de la ciudad”, agregó.
“La gente que trabaja en el vaciadero como la que va a recoger lo que llega me confirmó que hace años, no hay tratamiento de residuos y que este lugar sólo se limita a recibir la basura”, denunció.
“Evidentemente, hay un protocolo que no se cumple. Esta norma prevé que una vez ingresada la basura al relleno sanitario, en forma diaria, debe ser compactada en cabas y luego sellada con suelo. Los que son residuos domiciliarios deben ser depositados en una caba y los no convencionales en otro sector”, detalló.
“Acá conviven animales carroñeros de todo tipo con seres humanos. Hurgan entre bolsones de residuos patológicos, alimentos cocinados y crudos en completa descomposición. Los olores nauseabundos hace que este lugar mantenga un microclima donde respirar se vuelve absolutamente dificultoso”, describió.
“Montañas de basura de estas características constituyen un foco infeccioso que es absorbido por quienes trabajan y acuden al vaciadero, los mismos que después trasladan directamente estas bacterias a los barrios donde viven. Además, el viento y otros agentes climáticos hacen su aporte para transportarlas al resto de la ciudad. Y esto es lo que más me preocupa: estamos a merced de un gigantesco foco infeccioso y nadie hace nada, nadie habla de esto; entonces caímos en el abandono, dejando a miles de formoseños expuestos a enfermedades de todo tipo”, advirtió.
“Formosa genera casi un kilo de basura por persona diariamente; entre 230 y 240 mil kilos diarios de residuos se generan en la ciudad cada día. Estos números se incrementan en momentos de fiestas como ser las de fin de año. En épocas de crisis como la del 2001, no se superaba los 500 gramos por culpa del descenso en el consumo”,
Según datos oficiales.
“El vaciadero municipal fue habilitado en diciembre de 2006 y las evidencias son muy concretas: no se ha cumplido correctamente el protocolo, violando así todas las normas y requisitos comprometidos de las disposiciones legales a las normativas exigidas impuestas por las leyes”.
“El problema que existe hoy en el vaciadero municipal es muy delicado, la realidad que se está viviendo por la falta de tratamiento de la basura y de infraestructuras necesarias para realizar el trabajo correcto de clasificación y deposición final constituyen un peligro que de ninguna manera puede callar”, reafirmó.
E insistió: “Estas faltas no sólo representan un grave problema para los vecinos del lugar y para la salud de las personas que diariamente buscan el sustento para llevar a sus hogares, también daña el sistema ecológico y ambiental, contaminando las napas de aguas subterráneas y que por su ubicación descargan al Riacho Formosa”.
“Cuando desde el Frente de la Victoria de habla de un proyecto común, me preocupación crece, porque si la gestión de Jofre es la continuación de las políticas de De Vido estoy inclinado a creer que poco o nada cambiará y, como lo dije, no estoy dispuesto a avalar un escenario de esta naturaleza”, insistió Olivera.

Te puede interesar