Ante el agravamiento de la crisis hídrica, replantean el sistema de defensas

DESTACADOS 05/01/2016 Por
Elevar el nivel de la cotas de defensas e incorporar nuevas bombas para ampliar la capacidad de desagote, se cuentan entre las medidas de replanteo del sistema contra emergencias hídricas que ya activo la provincia. Un comunicado oficial alertó ahora sobre el cambio climático que impacta severamente sobre la franja este de Formosa. Así luce hoy la costanera capitalina.
20160106_121734

El gobernador Gildo Insfran planteó “mirar atentamente” y “estar precavidos” al advertir lo ocurrido “el 17 de diciembre de 1982, cuando el hidrómetro del puerto de Formosa marcaba 9 metros, y el 6 de junio de 1983 tuvimos el pico de la mayor crecida y llego a 10,72; y en este 2015 ese nivel del último mes del año fue superado por casi 50 centímetros, de ahí la necesidad de estar alertas no solo ante el actual contexto, sino de aquí a los próximos meses”.
En ese contexto consideró que “las obras que tienen que ver con las inundaciones son evaluadas en su se comportaron y se disponen las estrategias en función también del cambio climático. Lo que antes era una cota previsible hoy que replantearlo, lo propio en cuanto a la capacidad de desagote de las aguas de lluvia, ya que hay nuevo contexto de previsibilidad”.
Entretanto, el intendente Jorge Jofre explico que “tenemos 26 kilómetros de defensas que funcionan correctamente, en Formosa, además de las 14 estaciones de bombeo en diferentes puntos”, marcando que en determinados sectores como en el Lote 4, asumió el compromiso “de elevar las defensas desde donde termina, paralelo al riacho Formosa, hacia la derecha, hay que levantar un poco todavía”.
“Tenemos instrucciones de que cuando las aguas bajen un poco más, trabajemos para que las defensas estén a una cota de 12 metros, y así tener una mayor revancha por sobre los 11,50 metros actuales, lo propio en que se refuercen los sistemas de bombeo, incluso comprar bombas nuevas para los sectores complicados”.
“Todas estas lluvias extraordinarias, 75 milímetros en poco tiempo, hizo que la capacidad de las bombas no den abasto, algunos barrios se anegaron, estamos trabajando el gobierno y municipalidad para subsanar esa problemática”, expuso.
Acerca de la situación de las bombas, el jefe comunal admitió que “tenemos algunos problemas”, en primer lugar expuso que “son equipos mecánicos, como cualquier motor tienen fallas, hay otros que ya cumplieron su vida útil y necesitan recambios”. Aquí informo que “se compraron 6 bombas nuevas, dos fueron a Clorinda, 4 para acá, nos faltan adquirir otras 10 bombas más”.
Jofre puntualizó que “el clima cambió en Formosa; en 2014 llovieron 700 milímetros más de lo normal, tenemos que readecuar, estudiar de vuelta el sistema de bombeo a partir de esta nueva realidad”.
Reconoció el intendente que “hay otras bombas que se colocaron bajas, que hay que subirlas de nivel, para cuando se descompone, no quede bajo agua, es un trabajo en conjunto, tenemos que estar preparados para lo que viene en marzo”.
Además, planteo la necesidad de “concientizar a la gente de que no pueden estar en los lugares de bombeo, porque necesitamos el espacio, seguramente muchas familias por necesidad se instalaron en los lugares bajos, y cuando el agua viene, arrasa con sus pertenencias, y a su vez entorpece el trabajo de las bombas, trae basura, que chupa el motor, rompe turbinas y quedan fuera de servicio”.
De todos modos reconoció los “muy buenos resultados” del plan ejecutado a fin de dar una “solución definitiva a los afectados por la creciente del río Paraguay a partir de una planificación responsable basada en criterios de equidad y sensibilidad social que consistió en la reubicación de los damnificados en refugios individuales transitorios primero y en módulos definitivos que, con predio y servicios incluido, pasaron a convertirse en dominios de los adjudicatarios que resultaran beneficiados en un sorteo público”.
Indico que “este plan permitió que en la actual emergencia, más severa que la del 2014, tengamos muchísimas menos familias damnificadas”.
En sectores de las defensas del sur de la ciudad, incluso con estos días de lluvia se estuvo trabajando, consolidándose con ripio tramos del anillado a fin de permitir el montaje del tendido eléctrico que posibiliten la instalación de nuevos equipos de bombeo de gran capacidad de desagote.
Operarios de REFSA y de otras esferas del gobierno como Vialidad Provincial despliegan importantes frentes de trabajo a fin de que los nuevos equipos estén operativos prontamente y de esa manera elevar la capacidad de evacuación de las aguas que en estas jornadas de persistentes precipitaciones generan anegamientos en algunas franjas de la ciudad.

Te puede interesar