Buryaile se reunió con representantes de las provincias afectadas por las inundaciones

NACIONALES 06/01/2016 Por
El ministro de Agroindustria, dialogó con los funcionarios provinciales para avanzar en un relevamiento de los daños sufridos durante la emergencia y proyectar medidas preventivas para los próximos meses.
DSC_3178
“Agroindustria va a disponer de todas sus herramientas para enfrentar la cuestión hídrica que se nos plantea”, dijo Buryaile y ratificó el compromiso del Gobierno nacional de brindar asistencia prioritaria “a los pequeños productores ubicados en la zona de influencia de los ríos, que son los más afectados”.
Buryaile recibió a las autoridades provinciales junto a los titulares del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Amadeo Nicora; del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), Jorge Dillon, y de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad.
Por las provincias estuvieron presentes los ministros de la Producción de Entre Ríos, Carlos Schepens; de Corrientes, Jorge Alberto Vara; de Santa Fe, Luis Contigiani; de Buenos Aires, Leonardo Sarquís; de Formosa, Raúl Omar Quintana; y de Chaco, Gabriel Tortarolo.
Buryaile subrayó que “lo primero que vamos a hacer es accionar sobre el tema social, como es la agricultura familiar”, y destacó la importancia de trabajar “en un protocolo sanitario de crisis para prevenir el próximo otoño”, cuando podría registrarse otro evento importante de “El Niño”.
Autoridades del INTA exhibieron mapas de las precipitaciones registradas y estimaciones que pronostican un panorama más aliviado en los próximos días, aunque las lluvias podrían intensificarse hacia fines de febrero.
También participaron de la reunión el jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria, Guillermo Bernaudo; los secretarios de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri; de Agregado de Valor, Néstor Roulet; de Mercados Agroindustriales, Marisa Bircher; de Coordinación y Desarrollo Territorial, Santiago Hardie; de Agricultura Familiar, Oscar Alloatti, y el subsecretario de Coordinación Política, Hugo Rossi.
Por su parte, los representantes de las provincias señalaron a la ganadería como una de las producciones más afectadas, en tanto que en las zonas ribereñas y en las islas las principales cuestiones a resolver se vinculan con la asistencia logística y de alimentos para sostener la actividad.
A su vez, coincidieron en valorar las tareas de prevención que se están llevando a cabo y la buena predisposición del Gobierno nacional para atender la situación de emergencia.
El ministro de la Producción de Entre Ríos, Carlos Scheppens, explicó que en su provincia hay zonas en las que puede “resultar afectada la producción de citricultura, la apicultura y en alguna medida también la ganadería; por eso nos estamos preparando para cuando baje el agua”.
Su par de Corrientes, Jorge Vara, comentó que “a los productores los concientizamos en el sentido de que debían sembrar más temprano y eso hizo que las pérdidas no sean tan fuertes como en fenómenos anteriores del El Niño, como los de 1982-83 o 1997-98”.
A su turno, el ministro formoseño Raúl Quintana apuntó que en su distrito “las producciones más afectadas son el algodón, la mandioca y la batata” y valoró el hecho de que el Gobierno nacional priorice la ayuda a los pequeños productores familiares.
En tanto, el ministro de Asuntos Agrarios de Buenos Aires, Leonardo Sarquis, explicó que se encuentra trabajando en un plan preventivo junto a los 65 intendentes de las zonas que potencialmente podrían estar más expuestas si las lluvias recrudecen hacia el fin del verano.
También estuvieron presentes en representación del Banco Nación, el director Claudio Mauro y el gerente general Rául Duzevic; la directora del Centro Regional del INTA Chaco-Formosa, Diana Piedra, y el director del Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA, Pablo Mércuri, entre otros funcionarios.

Te puede interesar