El gobernador Insfran evita la ayuda nacional para los inundados de Formosa

DESTACADOS 07/01/2016 Por
Mientras cientos de comprovincianos padecen los duros efectos de la embestida hídrica, el funcionario insiste con su acostumbrado “orgullo político”, ignorando el grito de auxilio proveniente de familias de varios puntos de la geografía provincial a cuyos miembros no les importa la procedencia del apoyo.
formosa2

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile reveló que el Gobierno nacional no ha recibido ninguno pedido concreto de ayuda de parte de la gestión de Gildo Insfran, en el marco de las inundaciones que afecta a vastos sectores del territorio formoseño.
“Fui a ponerme a disposición de mi Gobierno provincial y hasta el día de hoy no he recibido ni ha recibido este Gobierno nacional una sola llamada”, sorprendió el colaborador de Macri, en declaraciones a Radio Uno Formosa.
Buryaile visitó, a fines de diciembre, zonas afectadas por el fenómeno hídrico y dialogó con varios funcionarios municipales y provinciales, tras lo cual dijo que esperaba un pedido formal de ayuda para los afectados.
A casi dos semanas de ese hecho, el ministro sorprendió con su declaración, surgida tras responder, sin identificar, al subsecretario de Hacienda Miguel Antinori. “La crítica situación se financia de forma autónoma, ello más allá de las promocionadas fotos y visitas de los funcionarios nacionales a lugares afectados, entre ellos el comprovinciano ministro de Agroindustria Buryaile, y cuyos resultados de gestiones de colaboración con el Estado Provincial hasta la fecha no son advertidos”, dijo el funcionario de Insfran.
“No intento polemizar, ni nada por el estilo, pero quiero detenerme en la declaración de algún funcionario provincial para quien no trajimos nada a Formosa. Yo soy formoseño, tan o más formoseño que cada uno de ellos; me preocupa mi sociedad en la que vivo y yo no especulo. El ladrón cree que todos son de su misma condición: no es mi caso”, planteó.
“Yo voy a Formosa porque lo hice toda mi vida, voy a ver si pasa algo; me puse a disposición de las autoridades para ver que necesitaban y hasta el día de hoy no recibí un solo llamado. No me mueve ninguna especulación política en esto: primero, soy formoseño, además de vecino y amigo de muchos; segundo, mal que les pese, soy integrante del gabinete nacional”, enfatizó.
“Yo no tengo especulaciones miserables, por lo que todo lo que hago es por mi natural condición de ser humano. Fui a ponerme a disposición de mi gobierno provincial y hasta el día de hoy no he recibido ni ha recibido este Gobierno nacional una sola llamada”, confirmó, respondiendo al colaborador del gobernador provincial.
“Medir todo esto en términos de especulación es de miserables. Yo cumplo mi función como corresponde y voy a hacer todo lo que tenga que hacer, y voy a recorrer mi provincia las veces que quiera y voy a hablar con quién yo quiera porque represento a un gobierno y soy formoseño. Así que, le guste a quien le guste o no, voy a estar a disposición de cada uno de los formoseños”, advirtió.
“Yo no estoy para estar repartiendo una cosa u otra, estoy para que un gobierno provincial trabaje con un gobierno nacional. A la miseria política y a la miopía y mentalidad chiquita que existe en algunos quiero decirle que cuando voy a mi provincia miro para ver qué les pasa a mis comprovincianos, a mis amigos vecinos; si no les gusta a algunos, lo lamento mucho, pero es producto de una mentalidad muy pequeña”, insistió.

DOBLE DISCURSO
Mientras tanto, cientos de formoseños, ubicados en distintos puntos de la geografía provincial no dejan de reclamar ayuda, apuntando a la ausencia de funcionarios locales como responsables del abandono.
La diaria comunicación oficial dando cuenta de la asistencia estatal contrasta con el clamor social, surgiendo un notorio doble discurso que se extiende mucho más allá de la burda estrategia discursiva para sentar bases en la angustia que asola a muchas familias formoseñas

Te puede interesar