El Gobierno provincial determinó el desastre agrícola y la emergencia agropecuaria

DESTACADOS 29/01/2016 Por
Comprende las zonas afectadas por las últimas lluvias que desembocaron en el desborde del río Paraguay y riachos dependientes de ese curso. Abarca una lista determinada de cultivos e incluye a departamentos y localidades alcanzados por el fenómeno climatologico.
DMC_7608

El gobernador Gildo Insfrán a través del decreto 42/16 declaro esta tarde el estado de “desastre agrícola” para los cultivos de mandioca, batata y horticultura bajo cubierta, y el estado de emergencia agropecuaria para los cultivos de algodón y banana para los departamentos de Pilcomayo, Pilagás y las localidades de General Manuel Belgrano y San Martin Dos del Departamento Patiño. Asimismo, la declaración de la emergencia ganadera en el Valle de inundación del Río Paraguay y los Riachos de la Región Subtropical.
El decreto fija que el período de la declaración de “desastre agrícola” y emergencia agropecuaria comprende del 1 de enero al 30 de junio del presente año 2016.
El instrumento del Poder Ejecutivo Provincial surge a propuesta de la Comisión de Emergencia Agropecuaria, creado para atender situaciones como las que se presentaron en esta oportunidad, donde participan funcionarios representantes del Gobierno provincial (Ministerio de la Producción y Ambiente, Instituto PAIPPA, CEDEVA e IUF), Estado Nacional (INTA, SENASA, Agricultura Familiar, IPAF NEA), organizaciones de productores (Sociedades Rurales, Asociación de productores, Federación Agraria, DEPROA, Movimiento Agrario Formoseño), Intendentes, presidentes de Comisiones de Fomento y Consejos Profesionales.
Sobre el particular, el ministro de la Producción y Ambiente, Raúl Quintana, afirmó que “con este instrumento, más los informes técnicos generados por la Comisión Provincial de Emergencia y del INTA, permitirá la participación de representantes del Gobierno Provincial en la reunión de la Comisión Nacional de Emergencia convocada para el día jueves 4 de febrero en dependencias del Ministerio de Agroindustria de Nación. Este encuentro de carácter nacional permitirá la participación de todas las provincias que declararon la emergencias y/o desastres agropecuarios y tendrán la oportunidad para presentar los fundamentos que determinaron dicha decisión, buscando la homologación nacional que permita acceder a los beneficios contemplados de la Ley 26.509 de Emergencia Agropecuaria”.
El ministro Quintana confirmó que “Formosa estará presente buscando aportes nacionales que puedan llegar a los productores permitiendo atemperar los efectos negativos que producen estos accidentes meteorológicos disminuyendo los ingresos de los productores que han recibido aportes para llevar adelante la agricultura y fortalecer la ganadería”. En ese sentido, resaltó el excelente estado de los cultivos y de los sistemas de producción ganaderos de las zonas que no fueron afectadas.
El doctor Quintana destacó el trabajo y compromiso asumido por los intendentes de las zonas afectadas, “los mismos presidieron las mesas productivas locales, generando información relevante sobre los cultivos y sistemas de producción afectados consolidando los informes finales de la Comisión”.
El presidente de la Comisión de Emergencia Provincial, subsecretario de Producción Sustentable, Alejandro García, expresó “las pérdidas importantes en la ganadería fueron asentadas en franjas de la ribera del rio Paraguay y riachos de la región subtropical, tanto por las crecidas de estos cursos como también por las grandes precipitaciones, muy por encima de la media. Dichos excesos se dieron durante diciembre último y la primer quincena de enero del corriente”. Se advierte un contexto comprometido de los sistemas ganaderos por “déficit en la oferta forrajera, tanto de pasturas implantadas como de los campos naturales, generando una disminución de sus indicadores productivos y una tendencia que en el caso que se mantenga estos excesos hídricos, ya sea por lluvias o por la creciente del Río Paraguay y afluentes, complicando aun más el panorama”.
“En lo agrícola se focalizó sobre las regiones Subtropical y parte de la Región Central Norte, determinando que los cultivos más afectados fueron la mandioca, batata, banana, algodón y hortalizas intensivas. Los efectos negativos fueron ocasionados por precipitaciones extraordinarias, (más de 700 mm en diciembre y entre 200 y 300 milímetros más en los primeros días del mes de enero)”, agregó García.
“En el caso de batata y mandioca que son tubérculos genero la descomposición o pérdida de calidad, alcanzando daños casi totales de estas producciones, ocasionando una falta de ingresos a ese segmento integrado principalmente por productores Paipperos. En cambio al algodón lo encontró en un estadio temprano de siembra y género “planchados” de los lotes, además impidiendo los accesos de máquinas para las labores culturales y de protección”, dijo el subsecretario.
“En el caso de las hortalizas bajo cubierta además de anegamientos fueron afectadas por problemas sanitarios en porcentajes muy importantes”, concluyo García.
Asimismo, el decreto del PEP faculta a la subsecretaria de Producción Sustentable a otorgar certificados a los productores afectados, conforme a la constatación efectuada sobre las pérdidas sufridas, remitiendo la nómina de los mismos a la Comisión Nacional de Emergencia y desastre Agropecuario. Incluso establece que los productores que no se hayan visto afectados y se encuentren en las zonas delimitadas en este instrumento, podrán solicitar un certificado de no inclusión en la incidencia climática (emergencia).
Por este mismo instrumento legal se faculta al ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas, a implementar las medidas que resulten necesarias para el otorgamiento de los beneficios fiscales contemplados en el marco del Decreto-Ley 980/81.

Te puede interesar