Insisten con que un hijo “le abría” la frontera al asesor para meter la droga desde Paraguay

DESTACADOS 26/02/2016 Por
Trabaja en la Aduana. Creen que lo ayudó a pasar la cocaína por el puesto fronterizo de Clorinda. Ahora está con licencia médica, pedida tras el hallazgo de un video que lo vincula con la acusación.
Un video divulgado en las ultimas profundiza una sospecha: que el funcionario formoseño atrapado por accidente, cuando volcó su camioneta con 51 kilos de cocaína fraccionada en “ladrillos” habría contado con la ayuda de uno de sus hijos, empleado de la Aduana en el puesto fronterizo de Clorinda, para ingresar la droga desde Paraguay.
En el video, tomado por cámaras de seguridad de la Aduana, se observa a uno de los hijos de Pedro Ramón Bareiro dialogando con personas que están a bordo de un Peugeot 206 color negro en el que, se cree, iba el funcionario provincial que luego terminaría detenido. Ese habría sido uno de los varios cruces que hizo el imputado durante ese fin de semana y se sospecha que su hijo lo ayudó. Por eso la AFIP informó que al agente aduanero Víctor Manuel Bareiro (36), quien aparentemente estaba en el puesto de control San Ignacio de Loyola, “se lo excluyó de todo tipo de tareas fiscalizadoras y se lo trasladó a un área administrativa”.
El organismo oficial aclaró, además, que el joven “está a la fecha con licencia médica” por su propio pedido.
Ahora, los investigadores buscan determinar si ese día Víctor Bareiro cambió su turno para facilitar el paso de su padre.
El sábado, Pedro Ramón Bareiro (60), comisionado del Área de Frontera de Clorinda, su hijo Favio Bareiro (31) y su novia, Emilia Betiana Cáceres (31), fueron detenidos a la altura del kilómetro 1224 de la ruta 11 tras volcar la camioneta Toyota doble cabina, propiedad del Estado provincial y conducida por el funcionario, en una curva en jurisdicción de la localidad de Monte Lindo.
Luego del accidente, agentes de la Policía Federal que pasaban por allí para hacer una diligencia fueron a auxiliarlos, pero descubrieron que estaban escondiendo varias cajas entre los pastizales y pedí­an que se retiren porque estaban bien y no necesitaban ayuda. Sin embargo, los policías vieron que tanto dentro de la estructura de la camioneta como a un costado había varios paquetes que contenían más de 51 kilos de cocaína.
Dentro del vehículo se halló una agenda cuya propiedad se atribuyó al senador José Mayans del Frente para la Victoria. Pero el legislador negó su vinculación con el caso. “Lamento que se me haya involucrado en un tema que no tengo nada que ver”, dijo a Télam.
En diálogo con Radio Uno, el fiscal federal Luis Benítez, a cargo de la causa, informó que están analizando celulares secuestrados. En uno de esos allanamientos, hallaron el Peugeot 206 con el que el funcionario ingresó al país.


Te puede interesar