“El juego de azar debe financiar el boleto estudiantil gratuito”, planteó Olivera

DESTACADOS 19/03/2016 Por
Dijo que hay un compromiso político del oficialismo formoseño que debe cumplirse respecto del beneficio prometido. Consideró que el casino genera ganancias “varias veces millonarias que no se corresponden con las cargas tributarias que el Estado le impone”.
094
Olivera en el interior de una sala del Grupo Neo. "Recaudan cifras millonarias", dijo al avalar su proyecto que busca que el juego de azar financie e
El concejal Fabian Olivera volvió a reprocharle al gobernador Insfran y al intendente Jofré “el incumplimiento de la palabra empeñada durante la última campaña electoral” respecto de la instrumentación del boleto estudiantil gratuito en la ciudad. Y, en ese aspecto adelantó que en las próximas semanas impulsará un proyecto buscando que el casino asuma el pago del beneficio a través de un impuesto municipal, como ya existe en otros lugares del país.
“Para mí todo esto es muy sencillo: por un lado tenemos al Grupo Neo que controla tres salas de juego en la ciudad, donde el principal negocio lo constituyen los cerca de 600 tragamonedas que tiene y, por el otro, al Estado con el que los empresarios acordaron las obligaciones contractuales, que permanecen en una especie de nebulosa donde nada es transparente. Lo que sí está muy claro es que el casino recauda cifras varias veces millonarias, que logra teniendo a miles de formoseños cautivos de una actividad que también los enferma con consecuencias terribles para las familias”, contextualizó el legislador municipal.
“Históricamente, los casinos fueron propiedad del Estado y las ganancias eran para actividades sociales; pero cuando se privatizaron la ausencia de una legislación específica y transparente dejó todo en manos de un acuerdo entre gallos y medianoche y entre cuatro paredes entre el grupo empresario y el funcionario de turno del área”, sostuvo.
“Alguien puede informar, apropiadamente, cual es el destino de los fondos del casino de la ciudad que va a parar a manos del Gobierno provincial o la Municipalidad capitalina, en concepto de impuestos”, interrogó. “Ahí está el hecho oscuro”, advirtió.
“En las últimas semanas, junto con mi equipo de trabajo hemos encarado diferentes tareas tendiente a reunir datos sobre este tema y la verdad es que todo lo hallado solo sirve para robustecer la misma idea: se genera mucho dinero, pero se ignora qué porcentaje va a manos del Estado, que es lo mismo que decir la gente, al menos desde lo retórico”.
“Por eso justamente, considero que si no hay ningún arreglo extraño entre las autoridades y el casino, el gobernador Insfran y el intendente Jofré debieran apoyar esta iniciativa y convertir en ley o en un decreto municipal, la obligación del casino a tributar para que los estudiantes formoseños vayan a sus clases utilizando el servicio urbano de pasajeros en forma gratuita”, redondeó.
“Manejamos cifras escandalosas aportadas por empleados del casino y también por sindicalistas vinculados con trabajadores del sector. Acá hay un escenario de notoria injusticia respecto de lo que es la filosofía tributaria. Y por otro lado nos encontramos con una cantidad extraordinaria de ludópatas surgidos del juego de azar, cuyas familias pagan las lamentables consecuencias; el Instituto de Asistencia Social (IAS) mantiene una cantidad enorme de fichas con información de los vecinos que tienen esta patología, muchos de los cuales ya acordaron su autoexclusión como una forma de alejarse del juego y sus efectos”, reveló.
“No creo que si tomamos consciencia de esta realidad, tengamos problemas para acordar las pautas necesarias imponiendo la carga tributaria necesaria para hacer realidad el boleto estudiantil”, insistió.

Te puede interesar