Estatales con reducción salarial, por desprecio a la formación académica

LOCALES 01/07/2015
Los estatales provinciales se encontraron con un regalo del modelo formoseño. En oportunidad de percibir sus haberes más de un millar de empleados público de todos los ministerios y organismos descentralizados se encontraron con la novedad de una fuerte quita en sus haberes. La filosofía que sostiene la reducción tiene su sostén en el rechazo a la capacitación intelectual.
Ampliar
facsímil del decreto 16 del Poder Ejecutivo provincial

El motivo: una resolución tomada, según nuestra a fuente a instancias del actual diputado Rodrigo Vera, quien también estaría ejerciendo una suerte de Ministro sin cartera en la jefatura de Gabinete. El ignoto político habría impulsado la iniciativa de reducción salarial de los empleados públicos que cobran adicional por responsabilidad profesional, con títulos de licenciados o técnicos otorgados por universidades nacionales o privadas.
Fuentes quejosas aseguran que se la medida de expoliación del salario se fundamenta en un decreto que lleva el número 104 del mes de abril de este año y que aparece como una concesión graciosa cuando en realidad promueve la discriminación profesional y laboral, en abierta y clara contradicción con la Ley Nacional de Educación y de Formación Profesional. Al mismo tiempo es violatoria de normativas constitucionales toda vez que desconoce derechos adquiridos y resulta discriminativo en lo laboral y profesional, clasificando entre trabajadores clases “A” (abogados y adláteres) y “B” los que se esfuerzan desde la propia función pública para superarse con sumo esfuerzo, privilegiando derechos a las carreras neoliberales propias de las décadas del 80 y 90 en detrimento de las carreras innovadoras como las licenciaturas.
Resulta insólita y sorprendente esta medida de saqueo al salario, teniendo en cuenta que es el propio Estado provincial quien financias carreras de licenciaturas, en articulación con la Universidad Nacional de Formosa, como las de Matemática y Agronegocios. Al mismo tiempo implica una decisión degradadora de los institutos de formación profesional, inclusive al recientemente creado por impulso del Gobierno provincial en la localidad de Laguna Blanca.
Entretanto, trascendió que algunos gremios trabajan por estas horas en recoger firmas para reclamar ante la CGT, UPCN y ATE con el propósito de fondo de que se revoque la medida a la que califican como un verdadero mamarracho administrativo con un fuerte impacto negativo en la económica familiar de los trabajadores.
“Esto ocurre en momentos que se promocionan los “beneficios del modelo formoseño” y lo mucho que queda por hacer”, ironizó un referente de los trabajadores que recolecta adhesiones.
La mayoría de los afectados son quienes accedieron a títulos de licenciatura y cursaron carreras de bases curriculares en institutos terciarios y universitarios, egresados de profesorados y carreras en tecnicaturas.

Te puede interesar