Brutal apriete por una supuesta deuda contra una reconocida mujer

DESTACADOS 27/03/2016 Por
La Policía no informó del hecho que involucra, directa e indirectamente, a reconocidos apellidos del escenario político y empresarial formoseño.
011
El chalet de Villa la Pilar donde se desato todo. En recuadro Ingrid con su madre, que fue foco del apriete y; el comercio Iwoka que les pertenece.

Fuertemente armado, un grupo de seis individuos logró colarse al interior de un ostentoso chalet perteneciente a una mujer de apellido Baldus, donde redujo a los jóvenes que dormían en distintas habitaciones, tras lo cual reclamaron con inusitada vehemencia el pago de una supuesta deuda a la propietaria del lugar.
Todo se mantiene en el más riguroso anonimato, pero el vecindario se vio conmocionado por los gritos y el pedido de ayuda posterior de los habitantes de la vivienda. De ahí surgieron los datos que apoyaron la construcción del texto periodístico.
El incidente ocurrió en la madrugada de este sábado en la finca de Territorios Nacionales 845, donde vive Ingrid Erika Baldus, una joven de alrededor de 30 años de edad, identificada como propietaria de la firma comercial Iwoka, ubicada en Av Gutnisky, a pocos metros del local matriz de Carrefour en Formosa.
De acuerdo con la versión recogida de los alrededores, los desconocidos actuaron con el rostro descubierto y fueron en búsqueda de la madre de Ingrid, Mirta Pereira, exmujer de Roberto Baldus, hermano de la exesposa del gobernador Gildo Insfran. Mirta, a la vez, es hermana del intendente de Buena Vista, Rubén Pereira. Ante ella habrían utilizado las armas como elementos de presión para exigirle el pago de un presunto compromiso dinerario no amortizado.
“La mujer estaba con sus hijos y algunos sobrinos; todos dormían”, aseguró una mujer que se acercó a observar el desempeño de los policías que fueron convocados de inmediato, tras el hecho. El informante no pudo determinar si Ingrid estaba entre los habitantes de la casa en ese momento.
Tras el brutal reclamo y fuertes amenazas, los desconocidos se retiraron de la finca, sin llevarse nada, lo que descarta el móvil del robo y robustece la versión de que el único objetivo fue amedrentar por el incumplimiento.
En los registros impositivos de la AFIP, Ingrid Erika Baldus, aparece inscripta para dedicarse a la venta al por menor de combustible para vehículos automotores y motocicletas; venta al por menor en kioscos, polirrubros y comercios no especializados y; cría de ganado bovino, excepto la realizada en cabañas y para la producción de leche.
Iwoka ofrece ornamentaciones para parques y jardines, pero dentro de las conjeturas iniciales resulta complejo determinar si la supuesta deuda deviene de estas actividades comerciales o de algunas de las muchas otras registradas a nombre de la joven Baldús.
La Jefatura de Policía no informo del hecho, pese al revuelo causado en el conocido vecindario, aunque a estar por el apellido involucrado se trata solo de una tradicional conducta operativa de la fuerza, tendiente a dejar fuera de cualquier situación delicada a gente cercana a funcionarios del Gobierno provincial.

Te puede interesar