Sorprende la permanencia de funcionarios nacionales K en Formosa

El espectacular hallazgo de propiedades y otro tipo de bienes provenientes de negociados entre administradores de la anterior gestión con empresarios amigos y testaferros afines, obliga al reemplazo de quienes fueron puestos para cumplir las políticas del kirchnerismo. El caso de Vialidad Nacional en la provincia es un caso testigo.
resolucion vial 2
Tras la firma del acta de reparación histórica, en mayo de 2003 entre el presidente Néstor Kirchner y el gobernador Gildo Insfran comenzó un estratégico movimiento de piezas tendiente a centralizar la administración de los millonarios recursos que el malogrado funcionario se comprometió a enviar a esta parte del país.
El 9 de noviembre de 2.005, cuando el desembarco del dinero para encarar todo tipo de obra pública en Formosa excitaba hasta el desborde a los funcionarios locales, en Vialidad Provincial, entonces administrada por el actual intendente municipal Jorge Jofrè, se dio vida a la resolución 5195.
Esa norma creó, con dependencia directa del propio Jofré, una unidad ejecutora ad-hoc para tener a su cargo “la relación técnica, administrativa, contable y legal con los entes financieros de las diferentes obras de infraestructura que se ejecutan en la provincia, en el marco de los convenios suscriptos oportunamente entre esta repartición y la Secretaría de Obras Públicas del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios, la Dirección Nacional de Vialidad u cualquier otro ente u organismo que determine el Gobierno de la provincia”.
La resolución designó a un grupo de funcionarios viales, de la confianza directa del administrador de la repartición, para encargarse de la nueva tarea: coordinador general, Juan Andrés López; responsable área vial, Horacio Luis Cuño; responsable área legal, Olga Edith Yanzi; responsable área contable, Roberto Vega; responsable área hídrica, Edgardo Castellano; y responsable del área administrativa, Carmen Acosta.
El objetivo de fondeo, fue concentrar en una reducida mesa de trabajo el flujo de dinero que enviara Nación y, lógicamente, el aspecto técnico-contable del nuevo marco institucional entre el entonces presidente Kirchner y los amigos de Formosa.
Esa unidad ejecutora desarmó todos los sistemas de control que orgánicamente tenía Vialidad, para proteger los nuevos intereses.
La relación entre las diferentes áreas públicas, locales y nacionales, relacionadas con el manejo de la reparación histórica quedaba en manos del propio Jofré, un hombre del riñón directo de Insfran. El gobernador se garantizaba así el control y la protección plena de los millonarios recursos, sin que nadie pueda oponérsele.
La maniobra, respaldaba, asimismo, el nexo con el kirchnerismo, cuyos miembros podían asegurarse un retorno directo y seguro, sin los temores propios de los negocios donde interviene mucha gente y una latente ausencia de discreción.

EXPLOSION DE NEGOCIADOS
El desfile de empresarios y amigos de la gestión anterior ante los estrados judiciales y la exposición mediática de los bienes hallados como efecto del éxito financiero parece comenzar a instalarse en el interior del país.
El diputado nacional, Martin Hernández, denunció que "el titular de Austral Construcciones, a través de constructora sucesión de Adelmo Biancalani SA presupuestó más de un millón de dólares el kilómetro de enripiado, que aún no se concretó”.
La obra de mejoramiento y enripiado de tres secciones de la ruta nacional 86, que une las localidades de Guadalcázar y Misión San Martín, en el noroeste de la provincia, tiene un presupuesto oficial de $485.604.004,55
Para la obra, se estableció un valor de $4.248.429,64 por kilómetro de enripiado, que a la fecha en que se efectuó la licitación -31 de marzo de 2011- equivalía a U$S 1.043.840,20 el kilómetro de obra.
“Después de cinco años de efectuada la licitación y de abonados los respectivos anticipos financieros, ni un solo metro de enripiado fue concluido por la firma adjudicataria, ya que solamente se realizaron en forma parcial los terraplenes, faltando en su totalidad el estabilizado granular de la capa de rodamiento”, afirma el parlamentario.
Hernández subraya que en total, la firma contratista percibió más de 461 millones de pesos, y no completó ninguna de las obras encomendadas; la primera sección sólo hubo un avance del 50%, la segunda, del 40% y la última, de sólo el 23%.
La obra se realizó a través de un convenio firmado por el gobierno de Gildo Insfrán con Vialidad Nacional, por el cual la Dirección Provincial de Vialidad de Formosa confeccionaba el presupuesto, efectuaba la licitación, adjudicaba el contrato y certificaba los avances de la obra, tocándole a Vialidad Nacional abonar los montos certificados por los formoseños.
No es el único caso, en las últimas horas comenzaron a surgir nuevas evidencias de negociados.

LA PATA NACIONAL
El 27 de diciembre, el ingeniero Horacio Luis Cuño asumió como jefe del distrito 22 Formosa de la Dirección Nacional de Vialidad, reemplazando en la función al agrimensor Alfredo Giménez.
Durante el acto de asunción, Cuño, quién estaba al frente del departamento Ingeniería Vial de la V local, estuvo acompañado por el ministro de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos, Jorge Jofré y el coordinador del distrito de Vialidad Nacional, Rodolfo Villa.
El expuso que viene de tres décadas de labor en Vialidad Provincial, marcando que la buena relación existente entre las vialidades se ha visto incrementado en los últimos años, “lo que ha contribuido a fortalecer nuestra red vial, algo no menor por ser el medio más importante de comunicación y para la expansión de una provincia como Formosa en pleno desarrollo”.
Indicó que desde hace mucho tiempo le tocó tener un estrecho vínculo con la DNV, mencionando que en ese lapso se ha logrado avanzar en obras de relevancia como las pavimentaciones de estratégicas rutas como la 86 y 95, además de muchas otras trazas provinciales como la ruta 3, la 28 y otras en plena ejecución. “Estaremos fortaleciendo mucho más ese vínculo, es un deber que me debo a la enorme confianza que han depositado en mi persona el administrador nacional de Vialidad, el ingeniero Nelson Periotti y el señor gobernador Gildo Insfrán, y toda la fuerza que me dio el ministro de Planificación Jorge Jofre”.
Sin necesidad de saber si sigue integrando la unidad ejecutora creada por Jofré, el acceso al nuevo cargo para Cuño, sólo supuso el afianzamiento de los objetivos “supremos” perseguidos por el gobierno provincial.
Con la denuncia formal de Hernández, la permanencia de Cuño al frente de Vialidad Nacional sólo genera interrogantes. El hombre seguramente no ignoraba el detalle contable de la obra sobre la ruta 86, como tampoco el avance de esa obra; y si conocía los hechos y decidió el silencio, le cabe, como a los demás funcionarios, las consecuencias de un delito específico.
Sin embargo, también hay una lectura cuya posibilidad resulta aún más lapidario: la continuidad de un régimen que se rearmó tras las elecciones de 2015, con una nueva pata nacional que avala el accionar porque tendrá acceso a los mismos beneficios que su antecesor.
La permanencia de Cuño, sólo conduce a esa mirada de los acontecimientos.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar