Vecinos del barrio Fontana denuncian daño ambiental

LOCALES 07 de octubre de 2019 Por
Un frentista de la calle Pringles, molesto con vecinos de la cuadra que estacionaban sus automóviles frente a su domicilio y a la sombra de dos ejemplares de Guapoó o Coquito San Juan, (Melicoccus bijugatus), mandó a talar las especies provocando incluso la caída de un poste de luz y el corte de cables de energía eléctrica y de teléfono.
arboles talados

Según la fuente que nos escribe, la decisión de eliminar estos árboles no tiene ningún fundamento válido, solo la animosidad de una persona, que termina perjudicando a todos los vecinos.
Los árboles sembrados en espacios públicos no son propiedad de los frentistas, sino de todos los vecinos, y contribuyen a atenuar los efectos de verano en Formosa, una ciudad que se caracterizó por su verde arboleda, que se va reduciendo y que muchas veces queda expuesta a la mano insensata de algunos individuos.
El daño ya este hecho, los vecinos quieren que la Municipalidad tome cartas en el asunto y se haga conocer que la tala indiscriminada de los árboles urbanos es un daño ambiental al conjunto de vecinos y que los frentistas no son los propietarios de los árboles que están en la vía pública, aun el caso que se trate de sus parterres, según reflexionaron.

Boletín de noticias