De confeccionar licencias de conducir la mandaron a atar mandiocas

LOCALES 07 de octubre de 2019 Por
Una mujer acusó al intendente de Subteniente Perin de persecución, tras un brusco como llamativo cambio de las tareas que venía desarrollando hace ocho meses en el organismo que encabeza Diego Romero. Denunció formalmente el hecho y dijo que lo sucedido tiene claros matices de acoso laboral, cuyos detalles aún permanecen ocultos
DERNUNCIA A PUBLICAR

Marianela Noemi Moreno, vive en el barrio Costanera de la localidad formoseña de Subteniente Perin, y este lunes al intentar ingresar al edificio de la Comisión de Fomento del lugar, se encontró con un duro impedimento.
La mujer tiene 30 años de edad y hace 8 meses se desempeña en la oficina donde se gestionan las licencias de conducir.
“La jefa de Recursos Humanos, Silvia Marcela Cabrera me notificó de manera verbal que ya no prestaba funciones en la sección que me habían asignado”, reconoció Marianela, en el escrito que esa misma mañana radicó ante la subcomisaría del pueblo.
La exposición policial precisa que, tras ser informada de la novedad, la funcionaria municipal actuante le informó su nuevo destino: de ahora en más debería pasar a la parte de atrás del edificio a atar mandiocas.
“Lo hizo sin leerme ninguna disposición, ni notificarme en forma escrita de una resolución; definitivamente se trata de una persecución personal llevada a cabo en mi contra por el presidente de la Comisión de Fomento, Diego Alberto Romero”, advirtió la chica.
Marianela consiguió dialogar con el secretario ejecutivo del municipio, Luis Romero, hijo del jefe comunal, al que le reclamó un escrito formal determinando el llamativo cambio de tareas. “Me dijo que no lo haría, que hasta ahí nomas llegaba la relación laboral y que me vaya a mi casa”, reveló la mujer, quien dejó ver su total convencimiento de llegar a todos los estrados que sean necesarios para aclarar lo sucedido y retomar su trabajo en la comuna de Perin.

Boletín de noticias