Tono Aquino pretende que el SITRAMF dignifique el empleado municipal

LOCALES 23 de octubre de 2019 Por
Mientras una nueva convocatoria a elecciones en el Sindicato de Trabajadores Municipales de Formosa (SITRAMF) parece inminente, la confirmación de que el conocido periodista se postulará para conducir la organización no hace más que incrementar adhesiones de apoyo entre los empleados del organismo, donde el rechazo a la actual conducción es muy pronunciado.
TONO SI
Tono Aquino (campera gris) se muestra junto a sus mas cercanos colaboradores.

En los últimos meses, la continuidad en el cargo de secretario general del gremio que agrupa a los empleados municipales de la ciudad quedó supeditada a los designios del Ministerio de Trabajo nacional, que hace pocas semanas rechazó el proceso electoral de marzo donde Jorge Coqui Zarza consiguió una nueva elección.
Mientras transcurre el proceso de convalidación de la medida, todo parece encaminarse a una nueva elección, donde Zarza tendrá, por ahora, dos adversarios. Uno de ellos es Tono Quino, un conocido hombre de la comunicación social y de gran popularidad entre los municipales, donde trabaja hace muchos años.
“Pretendo llegar a la conducción del sindicato, en representación de la Agrupación “Unidad Municipal”, Lista Celeste, conde Diergo Trinidad me acompaña como Adjunto”, contextualizò Tono.
“Proponemos poner fin a las grietas y propender a la unidad de la familia municipal. Tenemos propuestas sociales que interesaran a los afiliados, como camping, proveeduría, consultorios, capacitaciones, apoyo escolar para los hijos de municipales. La mujer municipal y sus hijos como eje de la gestión”, enumerò, casi con naturalidad, muy convencido del derrotero, como de la manera de lograr el objetivo.
“En el tema gremial proponemos actualizar y poner en marcha el Estatuto del Empleado Municipal que hace 20 años no camina, con ascenso por mérito y antigüedad; también actualizar los 3 pesos por trabajo insalubre y riesgoso que pagan por día trabajado, que tiene 12 años de falta de actualización. Y la jubilación de todos los empleados, con 30 años de aporte sin que importe su edad biológica”, amplio, sin abandonar su convencimiento. 
“Por desgracia, nuestro sindicato fue manejado políticamente, y respondiendo a un proyecto personal donde el trabajador no fue el eje del esfuerzo”, sostuvo.
“Este es otro tiempo, y otro compromiso; pretendo una gestión de puertas abiertas, mucho diálogo y mucha gestión”, cerró.

Boletín de noticias