PAGAN A PRODUCTORES DE RIACHO HE HE QUE ABASTECEN AL PLAN NUTRIR

LOCALES 01 de noviembre de 2019 Por
El intendente del pueblo norteño comenzó a abonar parte de la deuda que mantiene con campesinos de la zona, pocas horas después de revelarse la existencia de una morosidad que en varios casos alcanzaba los seis meses, e involucraba sumas significativas. El pago desenmascaró un montaje oficial que lideró el propio funcionario tratando de esconder la deuda: convocó y pago a un productor, mientras se conjetura que hizo lo mismo con otros, abrumado por la trascendencia que comenzaron a tomar los hechos.  
Insfrán-Solalinde (2)
Solalinde, un incondicional de Insfran. Los hechos, lo desenmascararon rápidamente.

Se trata de una abultada deuda que el Estado provincial mantiene con poco más de una veintena de campesinos del norte provincial, quienes proveen al municipio del lugar bananas, cebollita de verdeo, perejil y acelga, destinados a los 16 mil beneficiarios del publicitado programa asistencial. Los montos fueron cuantificados entre 10 mil y 200 mil pesos.
El programa Nutrir es un complemento nutricional que está dirigido a la población más vulnerable (niños, embarazadas y adultos mayores); son trece productos de los cuales 50% son de origen formoseño.
La versión de la deuda fue recogida por este medio, desde varios de los propios hombres de campo, quienes, ante el temor de perder la condición de proveedores, rogaron mantener en reserva sus identidades, mientras mastican bronca y necesidades.
El suelto periodístico sensibilizó a varios funcionarios provinciales y del propio municipio riachense. Rubén Solalinde, intendente gildista del pequeño pueblo, afirmó que la información que se viralizó “es falsa”. Sin embargo, este jueves, apenas entrada la noche, el jefe comunal recibió en su despacho municipal a un productor de la zona, al que le hizo entrega de unos 80 mil pesos, como parte de pago de una deuda mucho mayor que mantiene por las verduras que el chacarero viene entregando para el Plan Nutrir a la Comuna que administra.
Lo que quiso ocultar el intendente Solalinde mediante el frecuente montaje periodístico del que suele encargarse el propio vocero oficial del Poder Ejecutivo Provincial, no hizo más que reafirmar la existencia de la deuda con uno de los sectores claves del programa asistencialista de la administración de Insfran, pero también más empobrecido del tejido social formoseño.
Aunque este medio solo pudo confirmar el pago a uno de los campesinos, puede inferirse que Solalinde adoptó la misma conducta con otros de los proveedores, abrumado por las consecuencias sociales y políticas de la altísima morosidad.
En otras colonias y pueblos de la zona, los municipios tienen el mismo rol que el de Riacho He He para abastecer al Plan Nutrir, aunque no se registran casos de tanta demora para pagar a los productores. Ese escenario hizo que algunos pusieran la mira en la administración de Solalinde, principalmente al trascender que la Provincia no mantiene deudas con los productores que abastecen al programa estrella del Gobierno provincial, y del cual las comunas actúan como una especie de intermediarios operativos.

Boletín de noticias