Gildo va a Campo, donde siguen vigentes las dudas sobre como “Pirulo” financió su acceso al poder

LOCALES 28 de noviembre de 2019 Por
El nuevo jefe comunal de la localidad que hasta hace poco era casi propiedad exclusiva del también peronista Roque Zarza, irrumpió de una forma tan brusca como inesperada. A casi 5 meses de las elecciones, muchos creen aun, que sectores ligados al narcotráfico tuvieron un rol clave para que el poder político cambie de mando en el pueblo. 
2222333444
"Pirulo" se muestra con Gildo, en una selfie que tomara con su celular, poco antes de las elecciones de junio.

“Mi deseo es trabajar para una reparación histórica para el pueblo”, dijo Arnaldo “Pirulo” Barrios, a pocas horas de ganar las elecciones municipales de Estanislao del Campo, donde despojó del poder a un histórico caudillo, Roque Zarza, en medio de mucha sorpresa.
Militante justicialista, concejal peronista desde 2017, obtuvo el respaldo de una amplia mayoría y se consagró como el intendente electo más joven de la provincia. Obtuvo 1.982 votos, lo que representa un 64,90% de los sufragios.
Se trata de un docente de 32 años nacido en Estanislao del Campo y forma parte de un espacio de jóvenes militantes que presentaron una alternativa hace pocos años.
“En estos últimos tiempos, Campo está muy quieto y esto nos duele, queremos trabajar y alinearnos punto a punto al modelo formoseño de nuestro Gobernador para que sea un pueblo con fuentes de trabajo, con estudio y que el desarrollo sea para todos”, subrayó.
En la mente de muchos pobladores aun se mantienen vivas las imágenes de los días previos a las elecciones del 16 de junio, cuando el pueblo fue invadido por poderosas 4 x 4, cargando y descargando mercaderías, tripuladas por desconocidos con un tono de voz impropio de la zona, y apoyando la postulación de “Pirulo”.
Nadie puede dar, aun hoy, respuestas objetivas para entender el origen de tamaño dispositivo proselitista, principalmente porque la mayoría conoce el origen humilde del entonces candidato.
Las elucubraciones ganaron todos los rincones, hasta que la figura del exconcejal de Estanislao del Campo, Héctor Hugo Palma irrumpió con fuerza en el escenario campeño.
Como se recordará, a principios de 2011, Palmita fue detenido junto a dos familiares en el marco de una causa que investigaba el hallazgo de más de 700 kilos de cocaína en un campo de su propiedad, imputado, al igual que un hermano y un primo, por presunta comisión del delito de " acopio de estupefacientes con fines de comercialización". Tras el proceso, fue condenado a 8 años de prisión, luego de lo cual regresó al pueblo, donde volvió a desempeñarse como empleado del Ministerio de Educación, además de continuar con sus actividades políticas.
El nuevo intendente es considerado una especie de “hijo político” de Palma, e incluso al excondenado se lo ve con frecuencia junto a “Pirulo”, por lo que las conjeturas sobre los fondos para financiar la campaña tienen un entendible origen.
No requiere ningún esfuerzo emparentar al narcotráfico con funcionarios y dirigentes que responden al peronismo formoseño, aunque lo que ocurre en Campo no deja de tener un sesgo bastante particular, sobre todo porque podría valorarse como el reposicionamiento de una de las actividades más violentas y dañinas para la sociedad.
Este fin de semana, el gobernador Insfran visitará ese pueblo y otros puntos cercanos en el marco de una nueva edición del operativo Por Nuestra Gente Todo. Muchos, no ven bien que el gobernador se muestra cerca de Barrios.

Boletín de noticias