El jefe de Policía garantizó una investigación imparcial , tras la denuncia pública de Cacace

LOCALES 18 de diciembre de 2019 Por DE N/REDACCION
A raíz de los hechos suscitados el último fin de semana donde el profesional del foro local fue imputado en una causa judicial, tras denunciar que fue golpeado en el interior de una dependencia policial, el jefe de Policía recibió en su despacho a los integrantes del Consejo Profesional de la Abogacía a quienes explicó lo ocurrido y el estado de las actuaciones judiciales y administrativas por el caso.
Reunión de abogados con el Jefe de Policía

Tras un pedido formal por parte del Consejo Profesional de la Abogacía a raíz de los hechos suscitados el último fin de semana donde resultó imputado el abogado Gerardo Daniel Cacace , el jefe de Policía de la provincia, Walter Arroyo, junto al jefe del Comando Radioeléctrico Policial, Cirilo Bobadilla, recibió en horas del mediodía de este miércoles en su despacho a los integrantes del Consejo Profesional de la Abogacía encabezados por Olga Edith Yanzi a quienes brindó un relato pormenorizado de lo sucedido en la mañana del sábado último en el barrio San Miguel de esta ciudad.
Días antes, Cacace dijo, a través de Facebook, que fue golpeado por el jefe de la comisaria, y que lo vivido, dentro del local policial, se asemejó mucho a los hechos ocurridos durante la última dictadura militar en el país. 
El profesional, radicó la presentación formal ante el fiscal de turno, acusando al jefe de la Seccional Tercera de la Policía provincial, Juan Pablo Verón y varios agentes de la repartición de los delitos de privación abusiva de la libertad, apremios y vejaciones agravada, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público.
Durante el encuentro con los abogados, en su relato, el oficial comentó que alrededor de las 9.30 del sábado último, personal de la Seccional Tercera concurrió a un requerimiento policial en una vivienda ubicada por calle Carlos Castañeda al 100 del barrio San Miguel de esta ciudad, donde dialogaron con dos mujeres de 42 y 34 años respectivamente quienes refirieron tener un conflicto de intereses por un complejo de alquileres situado en dicho lugar. En esos instantes llegó al sitio un hombre mayor de edad, manifestando ser el abogado de una de las partes, comenzando una discusión con la abogada de una de las partes, discusión que fue subiendo de tono, por lo que  los policías solicitaron  su identificación o matrícula, quien se negó a identificarse no exhibiendo tampoco la matrícula profesional que lo faculta como tal, exigiendo a los uniformados la ejecución de un acto fuera de lo formal en beneficio de la diligencia para la que fue contratado.
Se labró un acta en el lugar y las partes fueron hasta la Seccional Tercera donde una de las mujeres radico una exposición por el cambio de cerradura que realizó, exhibiendo el título de propiedad del inmueble en cuestión, en tanto que la otra mujer se presentó junto al referido abogado a radicar una denuncia por presunta usurpación y daño, momentos en que el letrado comenzó nuevamente a cuestionar el procedimiento policial a viva voz, solicitándosele que se calmara pero éste lejos de tranquilizarse continuó con sus improperios contra los efectivos policiales situación por la cual se le informó que se le iniciaría una causa contravencional y al momento de pretender notificársele intentó retirarse del lugar, intentando eludir el accionar de la justicia, procediéndose en consecuencia a su aprehensión involucrado en una causa judicial por Resistencia contra la Autoridad conforme el artículo 237 del CPA., informándose sobre los pormenores del hecho a la jueza de turno, quien dispuso se notifique situación legal y continúe en libertad supeditado a ulterior resolución de la causa.
También explicó que en cuanto a la denuncia radicada por el profesional contra el jefe y personal de la Seccional Tercera está en proceso investigativo por parte de la justicia pero que de igual manera en el ámbito interno se inició un sumario administrativo a fin de determinar la conducta de los efectivos policiales. Por otra parte, el jefe ofreció todas las garantías de una investigación objetiva en la parte administrativa y de surgir responsabilidad en los funcionarios se tomarán las medidas correspondientes, todo esto al margen de cómo avance la investigación judicial.

Te puede interesar