La desesperación por el dinero, desmoronó el protocolo contra el virus

LOCALES 03 de abril de 2020 Por DE N/REDACCION
Miles de angustiados formoseños formalizaron esta mañana su preferencia por el dinero, y, desafiando abiertamente el protocolo de seguridad establecido ante el avance del coronavirus, y con la complacencia de una policía imposibilitada de evitarlo, se agolparon ante las puertas de los bancos para acceder a los billetes-

Luego de que el Banco Central dispusiera oficialmente que las sucursales de las entidades bancarias abran sus puertas a partir de este viernes para atender a jubilados, pensionados y a beneficiarios de prestaciones y planes sociales que sean abonados por la Anses, desde la madrugada se registraron largas filas en las diferentes sucursales del Banco de Formosa.
El caso de la sucursal del Circuito Cinco del Banco Formosa fue lapidario: hubo filas de más de diez cuadras y sólo el incumplimiento de la distancia social evitò que la aglomeración no sea más larga
“Vine a las 3 de la madrugada y aún me falta un montón para poder entrar. Cuando vine a hacer la fila había gente hasta el Hospital Distrital”, dijo al Grupo de Medios TVO una vecina que estaba aguardando en la fila; además confió: “Tengo la esperanza de llegar a ingresar antes de las 12, pero no sé si llegaré”, añadiò.
Otra diò su propia impresión: “Legué a las 3:30; vine preparada para esperar y traje una silleta. Hay muchísimas personas haciendo fila, es impresionante. Solo por ventanilla cobramos porque mi mamá no tiene tarjeta”, se explayò, alineándose con un problema que afectó a miles de formoseños.
Un escenario similar se observó en los locales bancarios del centro de la ciudad, ante la pasividad de los hombres de seguridad que, en muchos casos, se limitaron a dialogar con gente de las colas.
El desborde por acceder al dinero, desorganizó toda la estructura armada en la provincia, para aislar a los habitantes, mientras, al mismo tiempo, en varios locales comerciales, los uniformados se preocupaban por hacer prevalecer la distancia entre cada cliente: las dos caras de la misma moneda.

Te puede interesar