Parmetler salió a garantizar la continuidad pedagógica de los estudiantes de la UNaF

LOCALES 06 de abril de 2020 Por DE N/REDACCION
Destacó el esfuerzo de los docentes y del personal administrativo, y adelantò que el calendario académico será “revisado con responsabilidad”, aunque admitió la necesidad de “analizar la situación sanitaria o la evolución de las clases por los medios tecnológicos que se requieran”. Las 495 cátedras de las distintas carreras de dictan sus clases por medios tecnológicos
UNAF (2)

El rector de la Universidad Nacional de Formosa, Humberto Parmetler consideró que “desde inicios del mes de marzo todos estamos haciendo muchos esfuerzos”, confesó que en ese aspecto el establecimiento que conduce “se anticipó al aislamiento obligatorio, decidiendo no exponer a los estudiantes, personal Docente y Nodocente al contagio de una enfermedad no conocida y letal en muchos casos”. 
En una Carta Abierta dirigida a la comunidad universitaria, a la que tituló “La UNaF garantiza la continuidad pedagógica de los alumnos
Carta a la comunidad universitaria, el académico destacó el “esfuerzo de los colegas docentes para adaptarnos a un contexto de excepcionalidad como el que estamos viviendo. Muchas universidades lo están haciendo y cada una de ellas de acuerdo con sus realidades”.
“En nuestra UNaF, continuamos trabajando para adaptarnos a esta nueva circunstancia que nos impone la pandemia y también a las normativas que fueron dictándose hasta ahora; lo estamos haciendo, realizando todas las actividades sustantivas: las de docencia, utilizando todas las instancias disponibles en remplazo de la presencialidad, con la misma calidad y un fuerte compromiso con la formación académica y profesional; y las de investigación y transferencia con el compromiso de mantenerlas vigente, particularmente aquellas que poseen vinculo social y aportan al desarrollo territorial”, planteò, durante la lectura que hizo a través de los medios audiovisuales pertenecientes a la UNaF, que más tarde llegó a los medios escritos y alternativos, mediante un comunicado escrito. 
En cuanto a extensión, sostuvo que “estamos formando equipos de trabajo para contribuir con la producción de alcohol en gel, barbijos profesionales, protectores de rostro, y otras contribuciones sanitarias, tanto para alumnos de nuestra comunidad como para comunidad en general. La UNaF está involucrada plenamente en esta problemática, entendiendo que esta se constituye en un fuerte insumo para la formación académica, profesional y social”. Parmetler puso en valor el lado político de la universidad formoseña y subrayó que “tenemos un destinatario colectivo y social que también espera nuestra respuesta, por ello, una y otra vez, diremos que no estamos de vacaciones; nuestros estudiantes con sus correspondientes cátedras comparten a través de diferentes tecnologías, plataformas, celulares, correos electrónicos una actividad académica que creo que no reemplaza la presencialidad, pero si atenúa la posibilidad que el alumno no pierda el cuatrimestre o quizás el año, teniendo en cuenta que no existe hoy una certeza respecto de la evolución de la pandemia y por ende cuando se retomarán las clases presenciales”.
En ese terreno volvió a destacar la labor docente, “tanto a los que vienen trabajando desde más de una década con medios tecnológicos, como a los que recién se incorporan impulsando cambios en sus modos de enseñanza en un corto plazo, experimentando en la producción de materiales innovadores; vaya a todos ellos mi reconocimiento y un merecido aplauso”.
“Nuestra autonomía nos permite realizar los cambios necesarios en el calendario para que ningún alumno quede sin posibilidad de aprobar las materias que está cursando; aun así, con prudencia y con sosiego, estamos intercambiando nuestras decisiones y opiniones con otras universidades; hoy podemos decir que la UNaF continúa con el dictado de clases y no ha modificado su calendario académico”, enfatizó.
“Con el tiempo iremos evaluando la evolución de nuestras actividades y nuestro calendario será revisado con responsabilidad, siempre que la situación sanitaria o la evolución de las clases por medios tecnológicos lo requiera”, aseguró estableciendo un claro compromiso de gestión.
“Todos estamos juntos en esta empresa; nos queda mucho por aprender y hacer en esta nueva situación de clases en la que estamos comprometidos. Las 495 cátedras de las distintas carreras de la UNaF que se encuentran dictando sus clases por medios tecnológicos nos darán en el devenir los insumos para seguir generando nuevas normativas si fuese necesario, y garantizar así la continuidad pedagógica para nuestros alumnos”, reafirmó en la despedida.

Te puede interesar