Preocupa el incumplimiento del distanciamiento social   

LOCALES 13 de abril de 2020 Por PRENSA MUNICIPAL
En el mercado frutihortícola de la ciudad se están tomando todas las medidas de bioseguridad necesarias para permitir el distanciamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto en el marco de la emergencia sanitaria por el COVID-19. 
MERCADO FRUTI

En este sentido, desde la Dirección de Financiamiento y Desarrollo Local de la comuna capitalina, en el marco de las medidas dispuestas por los gobiernos nacional, provincial y municipal, se realizaron tareas de pintura en cada uno de los puestos con la distancia que deben tomar los vecinos al hacer las filas para realizar sus compras y así evitar estar en contacto estrecho con otras personas. 
El encargado del mercado frutihortícola, Emanuel Rigonatto, detalló al respecto que “estamos trabajando fuertemente para adecuarnos a las medidas dispuestas en el marco de la emergencia sanitaria y en cumplimiento con las normativas de bioseguridad, que tienen que ver sobre todo en poder respetar el distanciamiento social y así cuidarnos entre todos”. 
“Entendemos que es muy importante mantener esta distancia al realizar distintas actividades y sobre todo en lugares donde habitualmente se concentran personas, como es el caso del mercado frutihortícola, donde vecinas y vecinos vienen caminando desde sus hogares a realizar sus compras de frutas y verduras”, precisó Rigonatto. 
Explicó en ese sentido que “las líneas que hemos pintado en los puestos de compras por menor permiten que los vecinos realicen la fila en forma ordenada y poder así respetar la distancia que han establecido las autoridades sanitarias para evitar contagios”. 
Seguidamente, el funcionario comentó que el trabajo en el mercado frutihortícola se está llevando adelante sin inconvenientes “ya que en todos los casos tenemos la colaboración de los vecinos que respetan y se adecúan perfectamente a las distintas medidas que se toman para cuidarlos. Hemos notado que la gente está tomando conciencia y esto nos permite trabajar más tranquilos ya que entendemos que en esta crisis sanitaria lo fundamental es estar unidos y ser solidarios para preservar la salud comunitaria” 
En cuanto a las ventas, Rigonatto precisó que “si bien las ventas se han mantenido, los días previos a la Semana Santa se incrementaron considerablemente porque los vecinos se acercaron para adquirir los excelentes productos que necesitaban para preparar las comidas tradicionales, obteniendo, además, un significativo ahorro en la economía familiar”. 

Te puede interesar