El Gobierno provincial rompió el silencio, y renovó la ilusión en los desesperados tomateros

LOCALES 19 de abril de 2020 Por DE N/REDACCION
El intendente de Laguna Naineck, Julio Murdoch, encendió la mecha de la esperanza con los productores del norte provincial, al dejar ver que en los próximos días habría novedades con la demorada asistencia oficial al sector, en el epilogo del calendario productivo del rojo fruto.
julio murdoch (2)
Julio Murdoch, intendente de Laguna Naineck.

En los últimos meses, todos los esfuerzos encarados por la Asociación de Pequeños Productores de Palma Sola, El Paraíso y San Juan para comunicarse con funcionarios del Gobierno provincial, e incluso el propio gobernador Insfran resultaron completamente estériles. “El ninguneo fue total, jamás contestaron nuestras notas; todo lo que necesitamos es una respuesta para saber si esta temporada iban a cumplir el compromiso que ellos mismos establecieron hace varios años para asistir a los productores y así producir tomates”, reveló, el titular de esa organización, Luis Galeano.
No obstante, este domingo, el jefe comunal de Naineck, cambió los muy abatidos ánimos de las 240 familias que se dedican a la explotación del tomate y, sin efectuar ningún anuncio concreto, apelando sólo al discurso referencial, planteó la presencia del Gobierno provincial, como en los cuatro años anteriores a través del Programa de Asistencia Integral al Sector Tomatero.
En la semana, Murdoch recibió la visita de Martín Amarilla, coordinador de Programas, y Guido González, director de Producción, ambos del Ministerio de la Producción y Ambiente y, aunque pocos pusieron la mirada en la posibilidad de la nueva asistencia, principalmente, por el silencio completo que mantuvo el Estado provincial con los dirigentes rurales en los últimos meses, hoy la presencia de los funcionarios robustece las expresiones del intendente.                                                                                                                  Tras el comentario del jefe de Estado comunal en una FM del pueblo, los ánimos cambiaron en las familias de los productores que ya se preparaban para un tiempo de changas, ante el fin del ciclo como tomateros.

ANTECEDENTES
Cada 20 de marzo, arranca el programa de asistencia con la entrega de las semillas y la preparación de suelo; hasta ahora, sólo unos pocos tomateros pudieron hacerlo, apelando a sus propios medios
El programa incluye a 240 familias de productores, que abarcan unas 90 hectáreas de tomates.
La asistencia para cada productor consiste en la preparación del suelo, mediante una romeada; un sobre de semilla hibrida para 3.000 plantines; un litro de insecticida; un litro de fungicida; 100 kilos de nitrógeno; y 100 kilos de cloruro de potasio.
Teniendo en cuenta la cantidad de hectáreas a producir, se estima que el costo total de la asistencia rondaría actualmente a unos 5 millones de pesos. 
La producción estimada es de 8.000 toneladas de tomates, equivalentes a 400.000 cajones, con 20 kilos cada uno.
Si la asistencia no se llega a concretar, solo un poco más del 10% de las familias de los productores podrían sembrar el tomate por su propia cuenta, el resto de las familias abandonarían este cultivo que se originó hace más de 40 años en las colonias del Paraíso, Palma Sola y San Juan.

Te puede interesar