LA VALENTÍA POLÍTICA DE JOFRE

LOCALES 20 de abril de 2020 Por Max Alfredo Berenfeld
La decisión del intendente capitalino de intervenir en el mercadito paraguayo, apuntando a mejorar la franja más comercial de la ciudad, no debe ser vista como una simple realización institucional. Lo hecho por el funcionario peronista pone en evidencia su osadía política, y erradica un histórico temor de sus antecesores, que jamás se atrevieron a meterse a una zona caliente, donde convivió lo ilegal con el guiño oficial.
mercadito cambiado

Hace varios meses, el jefe comunal capitalino anunció su decisión de revitalizar el Paseo de Compras de la ciudad, popularmente conocido como mercadito paraguayo, en su afán de avanzar hacia una ciudad ordenada, moderna e inclusiva. 
En las últimas horas, concluyeron los trabajos agendados en una primera etapa, que incluyó la reparación de la vía pública, veredas y parterres e instalación del mobiliario urbano, con bancos para descanso y colocación de cestos para residuos. Además, se construirán canteros para el parquizado y la implantación de árboles. 
Jofrè aprovechó, hábilmente el cierre de los locales comerciales en la zona ante las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus, mientras desde su entorno sacaban pecho con los ideales trazados por el líder de Valores Ciudadanos de generar las condiciones que permitan elevar el nivel de vida de los vecinos, en forma equitativa y desde la concepción de justicia social.
El intendente se jugó una carta complicada, porque esta transformación le permitirá un control administrativo completo de la zona, erradicando el comercio informal que incluía la venta de productos de dudosa procedencia y, por lo general, de baja calidad. 
Jamás, ningún intendente se animó a meterse entre “los empresarios” que controlaban gran parte del mercadito paraguayo; temían los efectos políticos que podrían generarse al desarmar el orden establecido por algunos cuasi-poderosos originarios del vecino país. Pero también, porque, supuestamente, siempre existió una complicidad sostenida por mucho dinero, gestado en la comercialización de los productos exhibidos y de otros que podrían conseguirse en la zona, pese al intenso y reconocido control que ejercen las fuerzas federales, mayormente. 
Hoy, toda el área ya luce muy diferente; desconocida, limpia, armoniosa y con claros visos del rostro definitivo que adoptará en poco tiempo. 
Jofrè, derrumbó todos los mitos que históricamente se levantaron en torno al mercadito paraguayo. Apeló a una inteligente decisión que, más allá del redito que el funcionario siempre pretende en sus decisiones, lo muestra osado y valiente, y robusteció su proyección política en tiempos muy pálidos, donde pocos o nadie se animan a jugar fuerte.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar