INTENDENTE CAE EN EL ABANDONO, Y SUS PROPIOS COMPAÑEROS LO RECHAZAN

LOCALES 12 de mayo de 2020 Por DE N/REDACCION
Mientras el jefe comunal de Laguna Naineck, Julio Murdoch acelera su hostilidad discursiva con los bananeros, el objetivo de los productores de incrementar los márgenes de ganancia crece a cada hora, con una fuerte adhesión que proviene de distintos sectores, inclusive de colaboradores del funcionario y de reconocidos dirigentes peronistas de la zona.
CHILINGO TAPA
Eusebio Chalingo Giménez, admitió sentir vergüenza de la actitud del intendente Murdoch.

Hace casi tres semanas, cuando dirigentes de la Federación Agraria Argentina de esa comunidad le propusieron al intendente Murdoch que establezca un precio mínimo de referencia para cada cajón de banana que se venda en el área, nadie aventuró el escenario que se conformaría en pocos días, con un funcionario dispuesto a todo para eludir la pretensión de los pequeños productores. Un cruce mediático rápidamente exhibió a un intendente intolerante, soberbio, arrogante, e incapaz de debatir ideas para encontrarle una respuesta a la histórica pretensión de los bananeros de su pueblo. 
El bananero se queda sólo con un 25% del precio de la fruta, si se tiene en cuenta lo que se paga por ella en la ultima etapa del proceso de comercialización. Este estado de injusticia explica, también, el masivo abandono de la actividad.
“Aspiramos a que ese precio de referencia nos permita acceder al 50% del valor del mercado que se paga por cada cajón de 22 kilos”, consideran los federados.
“Lo único que pido es que el intendente Murdoch se ponga las pilas, y deje de hacer caso omiso a nuestro pedido”, dijo Eusebio Chalingo Giménez, un productor y activo militante del Partido Justicialista de Naineck, que replica frecuentemente su amistad con el gobernador Insfran.
“La mayoría de nosotros depende de la banana; apoyo totalmente las ideas que tienen los dirigentes de Federación Agraria, por eso fui a firmar con mi hijo la planilla de adhesión”, apreció.
“Los concejales, el intendente y el gobernador están enterados de la situación y no mueven un dedo para poder ayudar, esto lleva pasando años, y al que votamos le pedimos que haga su compromiso con la gente, pero vamos a seguir luchando paro poder ofrecerle algo a mi hijo y a mi sobrino”, marcò.
“El pedido al intendente se hizo hace una semana, y no sé porque tarda tanto tiempo si ese es su trabajo; son unos inútiles, somos cómplices de los acopiadores y luego se ponen a pedir votos, para eso si son buenos, para campañas electorales, pero a la hora de cumplir sus promesas, se vuelven unos inútiles; como peronista esto me da vergüenza”, enfatizó Giménez.
En pocas semanas, el intendente abandonó el cómodo lugar de funcionario humilde y trabajador, con una conocida formación académica en el campo de la bioquímica, y orgulloso hijo de un productor agropecuario de la zona, para dar duras muestras de hostilidad e intolerancia, solo porque le hicieron un planteo que no comparte por sus fuertes compromisos políticos, y, tal vez, corporativos.
Decenas de productores vienen planteando en estos días, las publicaciones que hace el jefe comunal en su estado de WhatsApp, donde se esmera en profundizar la grieta social que con su conducta altanera generara, como principal herramienta defensiva para lidiar con los bananeros.
“Se volvió intermediario; no apoya al productor. Arenga a favor de los intermediarios”, fue uno de los mensajes surgidos, sobre la sorpresiva postura que asumió el funcionario.
“Festeja el magro pago que recibe el productor, en cierto grado por su inacción”, reflexionó un bananero, después de escudriñar en el estado de la conocida plataforma, que Murdoch comparte con quienes disponen de su número telefónico.

Te puede interesar