Jofré ratificó su compromiso con una ciudad sustentable desde lo ecológico 

LOCALES 04 de junio de 2020 Por PRENSA MUNICIPAL
El intendente de la ciudad, revalidó la concepción de una ciudad ecológicamente sustentable desde la biodiversidad, que perdure para los formoseños en un ambiente sano y profundamente vinculado a la naturaleza.
JOFRE TAPITA

Así lo señaló al reflexionar sobre el “Día Mundial del Medio Ambiente”, al recordar que fue designado por Naciones Unidas en 1974 para fomentar la acción ambiental. Desde entonces, cada 5 de junio, gobiernos, empresas, celebridades y ciudadanos reclaman la mejora del medio ambiente.
Apuntó luego: “La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha advertido que la naturaleza está "al borde del colapso" y de que es "probable" que "muy pronto" desaparezcan un millón de especies de animales y plantas.
“Por ello, es importante reflexionar en este día que nos toca de cerca a nuestra comunidad de la Región Chaqueña”, señaló.
En ese contexto, el jefe comunal precisó: “Los bosques son ecosistemas que no solo aportan una gran diversidad de especies al planeta; previenen la erosión de la tierra y combaten el cambio climático –con la retención de carbono–, proporcionando alimento, medicinas y agua limpia”.
Su restauración es un tema que adquiere cada vez mayor relevancia a nivel internacional, debido a que “es un recurso inefable para ponderar la economía del sector forestal, vía las prácticas sustentables que promueven la conservación de la biodiversidad, los derechos humanos y la mitigación del cambio climático”, como indica un informe del World Resources Institute, publicado por el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible”, informó.
“En países cuyas áreas forestales están habitadas y son propiedad de comunidades que dependen directamente de sus recursos, los bosques son también un motor socioeconómico probadamente efectivo. Su aprovechamiento sustentable dinamiza economías locales y comunitarias, además de acarrear beneficios en materia de identidad cultural, empoderamiento y gobernanza”, sostuvo.
En ese sentido, advirtió: “La pérdida de la productividad o degradación de los bosques, los convierten en tierras sin aprovechamiento con su potencial productivo neutralizado” y agregó: “en la actualidad, en América Latina más del 20 por ciento de sus bosques y tierras agrícolas se encuentran degradadas. Un nuevo estudio del World Resources Institute, demuestra que devolver la vida a estos suelos podría generar ingresos netos de miles de millones de dólares. La investigación encontró que el valor de restauración de los paisajes radica en mejorar la funcionalidad y calidad de los bosques”.
“Frente a los problemas ambientales y conflictos sociales generados por el rápido crecimiento urbano, a la hora de hablar de sus costos económicos, sociales y ambientales, siempre es más barato prevenir el problema que resolver sus eventos recurrentes y consecuencias; por lo tanto, tener siempre presente y respetar los estudios multidisciplinares sobre el núcleo urbano, su sitio, su situación en el marco local, regional, nacional e internacional (si fuese pertinente) y las proyecciones del crecimiento urbano de éste e implicancias del mismo sobre el medio y la población, basadas en aspectos fisiográficos, demográficos, socioeconómicos y políticos, variables que evidentemente dinamizan el proceso y sus paisajes resultantes”, concluyó.

Te puede interesar