FOPEA volvió a mostrarse preocupado por las restricciones a la libertad de prensa en Formosa  

LOCALES 14 de agosto de 2020 Por FOPEA
La organización hizo pública su preocupación por “el avance judicial” del gobernador Gildo Insfrán, que “busca ejecutar embargos” por una suma millonaria a periodistas de esa provincia. Consideró que se trata de un intento más del mandatario por “establecer restricciones a la libertad de prensa”.
Gildo-Insfran-en-el-CCK1

La causa, por la que el Foro de Periodismo Argentino (FOPEA) ya se pronunció en reiteradas ocasiones, se remonta a 2013, cuando el gobernador inició una querella contra periodistas a partir de una afirmación pronunciada por un oyente anónimo que salió al aire. El periodista Gabriel Hernández, conductor del programa “Mano a mano”, su esposa y co-conductora Paola Cóspito - quien no participó del programa en cuestión-, la propietaria de la radio y otros comunicadores que se hicieron eco luego de la polémica, fueron condenados en forma solidaria por una suma inicial de $ 2 millones, luego reducida a $ 1,2 millón. La sentencia fue confirmada por la Cámara de Apelaciones, y ratificada por el Superior Tribunal de Justicia de Formosa, tras lo cual los colegas acudieron en queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ese planteo, presentado en agosto del año pasado, aún no fue resuelto.
Ahora, la misma jueza que dictó la sentencia accedió al planteo de ejecución de sentencia formulado por Insfrán y embargó los bienes de los periodistas demandados por la suma de $1,8 millón. Una vez que sean notificados, los colegas dispondrán de cinco días hábiles para cumplir.
FOPEA sostiene que “se trata de un intento más del gobernador por establecer restricciones a la libertad de prensa”, y que la condena sienta “un gravísimo precedente para el ejercicio periodístico” en esa provincia. 
Para la organización que reúne a periodistas de todo el país, el fallo, además, “no tiene en cuenta la jurisprudencia de la Corte Nacional en el Caso Campillay ni tampoco la doctrina de la real malicia”. 
“Es tan arbitraria la sentencia que se condena a los colegas por haber mantenido una actitud pasiva frente a las críticas de un oyente hacia el gobernador”, planteó. 
Según el tribunal, los periodistas condenados provocaron un “daño a través de la instalación de un tema con evidente intención dolosa”. Por el contrario, FOPEA reivindica “el derecho de la sociedad a estar informada y de los periodistas a ejercer su labor sin presiones políticas, judiciales ni amedrentamientos que sólo derivan en la autocensura”.

Te puede interesar