ADVIERTEN UN TENSO Y OSCURO CLIMA COMERCIAL Y POLITICO EN PALO SANTO

LOCALES 03 de septiembre de 2020 Por DE N/REDACCIÓN
El diputado Ricardo Carbajal se mostró muy preocupado por lo que consideró un “colapso económico en esta localidad, tras revelar que las autoridades ponen todo tipo de trabas al transporte y comercialización de la madera. También denunció que mientras recorría el lugar, junto con sus colaboradores, fue perseguido por la Policía, y rechazó el clima de autoritarismo y hostilidad que lo rodeó en sus actividades.
TAPA
Carbajal, en el centro, junto con colaboradores en una carpintería de Palo Santo.

El parlamentario de la UCR fue a este pueblo del centro oeste formoseño acompañado por Blas Hoyos, ex delegado del plan Belgrano, convocados por productores locales, con quienes visitaron carpinterías, carbonerías y ladrillerias.
“Es por todos conocida la importancia que la industria maderera tiene para esa localidad, por lo que representa el corte y transporte de madera, el aserrado posterior y ya en carpinterías, la fabricación de muebles, su comercialización y a todo esto se agrega la elaboración de carbón y ladrillos que se abastecen de leña y viruta proveniente de esta actividad”, contextualizó el legislador de la UCR.
“La complicación, según informaban los propietarios de estas micro-PYMES locales, es la situación que se ha planteado por la posición inflexible que las nuevas autoridades de la Dirección de Bosques han asumido en los últimos tiempos por que se les impide el traslado de su materia prima, inclusive confiscando implacablemente madera a los pequeños carpinteros locales; de hecho, la Policía local hoy en día tiene un playón con enormes volúmenes de madera confiscada”, aseguró. 
“Es cierto que debe respetarse la normativa el control y los impuestos que por aforo corresponden por lo tanto ni nosotros ni ninguno de los pequeños carpinteros con los que nos entrevistamos bajo ningún punto de vista se niegan a pagar los impuestos y cumplir con todos los requerimientos, lo único que piden es cierta flexibilidad y tolerancia para poder trabajar”, dijo. “Con todos los problemas y consecuencias que acarrearon la pandemia y la cuarentena no creemos que sea el momento más oportuno para endurecer y ser tan inflexibles”, planteó. 
“En función de esto me comprometí en darle visibilidad a esta problemática y gestionar ante las autoridades competentes la búsqueda de alguna salida a este problema que involucra a centenares de familias palosanteñas en lo que es su principal actividad de esa localidad”, sostuvo.

PERSECUSIÓN POLICIAL 
“Párrafo aparte merece el clima de persecución y autoritarismo que padecimos desde el ingreso mismo a Palo Santo, donde primero fuimos perseguidos por una camioneta Toyota blanca particular que según nos dijeron pertenecería a la Municipalidad”, reveló Carbajal, dándole un tono de inquietud y extrañeza a la experiencia vivida.
“Luego ese vehículo fue reemplazado por una camioneta de la Policía local que nos interceptó en plena calle y nos exigió la presentación de una hoja de ruta como si fuéramos transportistas foráneos”, agregó.
“En definitiva todo se agota en un concepto autoritario que lo único que buscaba era amedrentar el accionar de la oposición”, argumentó. 

Te puede interesar