PRODUCTORES ADVIERTEN LAS SECUELAS DEL AISLAMIENTO DEL GOBIERNO PROVINCIAL

LOCALES 04 de noviembre de 2020 Por DE N/REDACCION
La Federación Agraria de Laguna Naineck reclamó “franqueza y comunicación” para terminar con la “angustia colectiva de miles de pequeños productores formoseños que ignoran en que consiste la política agropecuaria” del Gobierno provincial, como también desconocen si en la actualidad “permanece activo algún programa de asistencia a un sector que atraviesa por un momento terminante”.
FAA

La organización federada volvió a lamentar “la insensibilidad y la falta de tino de la administración de Gildo Insfran para dar respuestas al campo formoseño, cuyos principales actores se encuentran a la deriva, en gran parte del territorio, afectados por la sequía, los incendios, y la pandemia, pero también por la falta de interlocutores oficiales que puedan comunicar apropiadamente en qué consisten las políticas de un modelo que aparentemente sólo existe en el discurso”.
“No venimos a pedir auxilio; los productores formoseños necesitamos saber si vamos a contar con el Gobierno provincial en la campaña agrícola que se aproxima, ya que de ello depende la decisión que tendremos que tomar para que no falte el alimento en nuestras mesas”, advirtió un documento del sector liderado por Pánfilo Ayala.
“Hoy nadie sabe si existen programas oficiales para el campo, y tampoco si hay políticas públicas orientadoras para algunas de las etapas del largo proceso de producción que arranca con la preparación de la tierra y termina con la comercialización de las cosechas”, reafirmó.
“Del mismo modo, nadie entiende el brutal silencio de los funcionarios ante los diversos planteos que hemos estado haciendo en la búsqueda de necesarias y coherentes respuestas para decidir el rumbo de nuestras acciones; la declaración de emergencia que se estableció hace pocas semanas dejó afuera a los principales cultivos, como si ellos no fueran afectados por los mismos fenómenos que aquellos que si fueron tenidos en cuenta por la medida”, añadió.
“La indiferencia, la insensibilidad y los diversos ataques mediáticos de algunos funcionarios que suelen erigirse en defensores del modelo no hacen más que profundizar una crisis que golpea con extrema crudeza a miles de familias, cuyo principal objetivo es el plato diario en la mesa”, embistió FAA de Naineck.
“El productor formoseño jamás estuvo ante tanto desamparo, ni fue tratado con esta extrema desconsideración por un gobierno que con frecuencia apela al discurso inflado, como exclusivo remedio a su incapacidad e intolerancia para comunicarse con quienes suele considerar artífices de su política alimentaria”, prosiguió.
“El Gobierno provincial nos aisló, unilateralmente decidió el divorcio, mientras balbucea supuestos éxitos desde el campo en un penoso intento por evitar represalias discursivas, sólo para menguar su incapacidad para hacerse cargo de las consecuencias de sus actos”, sostuvo.
“Históricamente, el campo formoseño fue generador de mano de obra y un proveedor muy valioso para las mesas de toda la provincia; el Estado contribuyó en ese propósito de máxima; hoy este escenario está disuelto, y no fuimos los hombres de campo quienes lo decidimos”, redondeò.

Te puede interesar