Joven lucha por su vida en una cama del HAC, tras ser brutalmente "atacado por policías"

LOCALES 10 de noviembre de 2020 Por DEN/REDACCION
El hecho ocurrió hace varios días en Ibarreta, y los detalles permanecen en un viejo escritorio de la Comisaría del pueblo, esperando que el silencio y el tiempo mengüen los ánimos de los afectados, entre ellos decenas de vecinos que por estos días preparan una marcha en contra de la violencia policial.

José Luis Falcón de 22 años fue brutalmente golpeado por efectivos policiales y a causa de eso se encuentra en grave estado de salud. El hecho sucedió hace dos semanas atrás en la localidad de Ibarreta. El muchacho estaba internado en el Hospital Central de esta ciudad donde le realizaban diálisis porque presenta problemas en sus riñones y luego fue trasladado al Hospital de Alta Complejidad.
“Mi hijo con un grupo de amigos estaba jugando a la pelota cuando llegaron los policías, lo golpearon y detuvieron, como si fuera un criminal a él y otros jóvenes los mandaron para la capital; a raíz de la golpiza que recibió no le funcionan sus riñones y ahora está con diálisis”, describió Saturnina Florenciano, madre de la víctima.
Al hablar de lo que motivó la golpiza admitió que “no estoy al tanto de porqué tuvieron esa actitud, a mí ni siquiera me avisaron cuando lo trasladaron”.
“A mi hijo los informados le pegaron hasta el cansancio, escupía sangre, también defecaba sangre. A raíz de eso hoy le hicieron catéter y diálisis porque ni uno de sus dos riñones le funcionan”, añadió dejando en claro que el estado del mismo es “delicado”.
Seguidamente, la mujer fue consultada si es que realizó la denuncia pertinente para que la Justicia investigue lo ocurrido donde respondió que hasta el momento no, pero “lo voy a hacer, es un hecho muy grave, nosotros tenemos prueba de todo. Mi hijo no es ningún delincuente, no tiene antecedentes de nada”.
“Él está muy mal, a raíz de la golpiza permanentemente pierde el conocimiento. Yo lo único que pido es que se haga justicia, esto no se puede volver a repetir, hoy mi hijo está entre la vida y la muerte”, aseveró.

MARCHA DEL MIEDO
Por las redes sociales, el hecho se mantiene caliente, principalmente en Ibarreta, donde una mayoría sostiene que se trató de un claro caso de “abuso policial”, e incluso no pocos conjeturan que la golpiza también se desató en el interior de la unidad policial del pueblo.
“Qué pasa que nadie dice nada frente a este terrible abuso?, ¿qué explicación dio el comisario?, ¿Qué hacen las autoridades del pueblo que no se unen y piden explicaciones ante terrible barbarie que hicieron con este chico?”, escribió una mujer en su cuenta de Facebook.
Mientras tanto, esta noche, un grupo de vecinos se comunicó con este medio, y dio detalles de la preparación de una marcha por calles del pueblo, exigiendo esclarecimiento de lo ocurrido. “Más allá del delito que pueden atribuirle a Falcón, nada justifica este tipo de proceder policial; por eso creemos que todos estamos a merced de una policía que actúa con completo respaldo del poder político”, dijo uno de los ellos.

¿Y LA JUSTICIA?
Por su parte, el abogado Carlos Lee, contó que “conmigo se comunicó la madre del joven, me informó de una situación que tuvo como protagonistas a efectivos de la Policía de la provincia quienes habrían golpeado brutalmente a su hijo, ella me manifestó lo ocurrido y las consecuencias, y me pidió que actúe. Yo le informé que debemos realizar una denuncia ante la Fiscalía para que comience a instruirse este sumario en base a las pruebas que ella tiene”.
“Realmente es un caso bastante particular y emblemático; si esto resultara ser como lo manifiesta la señora es gravísimo”, asintió.
A continuación, expuso que “indudablemente la magnitud de esta denuncia va a traer trasfondos sumamente graves para la Policía, porque en teoría una persona ingresa allí en resguardo de su integridad más allá de la imputación de cualquier delito que se le pueda haber endilgado, eso no quiere decir que se tenga que exponer a una golpiza. Creo que la Justicia tiene que investigar e ir hasta las últimas consecuencias, y si hay algún responsable efectivamente de un accionar ilegitimo e ilegal debe pagar las consecuencias”.
Por otro lado, el letrado dejó en claro que el hecho de estar jugando al fútbol no amerita este proceder, sino que “se debe hacer un acta por incumplimiento de una medida sanitaria, como se le ha hecho a un montón de personas en la provincia, no corresponde llegar al extremo de llevarlo detenido y golpearlo”.
“El fiscal tiene que tomar cartas en el asunto e investigar la causa, nosotros haremos las pesquisas necesarias para llegar a lo real de los hechos”, asintió y añadió que “recomendé a la familia no acudir a denunciar a la Comisaría, sino que lo hagan directamente en Fiscalía”.

Te puede interesar