EL OFICIALISMO SE SIENTE RODEADO Y QUIERE CURARSE EN SALUD 

PRIMERA PERSONA 10 de noviembre de 2020 Por BLAS HOYOS
En lugar de cubrir temerosamente su propia retirada y pretender curarse de salud, el gobierno debería tratar de replantearse este verdadero fracaso y desastre social y sanitario cometido en los últimos 10 meses.
BLAS HOYOS

Un gobierno que aprobó la creación del plan sanitario y del Consejo del Covid por decreto y durante 10 meses avanzaron los poderes de la república, pusieron en feria permanente al Poder Judicial, cerraron y mantuvieron semicerradas, la Legislatura y los consejos deliberantes y avasallaron  las facultades de todas las instituciones de la Constitución, cometieron todo tipo de tropelías contra la vida, los derechos y el patrimonio de la gente y ahora que están rodeados por los medios de comunicación nacionales, Amnesty Internacional y la misma Corte Suprema de la Nación desesperados piden auxilio y descongelan al Superior Tribunal de Justicia de la provincia para que reivindique sus facultades de fijar la política sanitaria en la provincia y recién se acuerda de la existencia de un Poder Legislativo al que debió solicitar desde un principio  autorización para accionar en la pandemia. 
De cualquier manera los diputados del oficialismo con su obsecuencia humillante  seguramente cometerán la osadía de aprobar este verdadero estropicio institucional, económico, político y sanitario ejecutado autoritariamente desde ese engendro frankesteiniano denominado Consejo del Covid, sería avalar la destrucción y abolición del sistema democrático y republicano y los derechos humanos más elementales, pasibles entonces de ser juzgados como infames traidores a la patria, sería encubrir y ser cómplices de la muerte de Mauro Ledesma el primer mártir del Consejo del COVID sería avalar y ratificar la implosión del sistema productivo y económico de la provincia, el bloqueo bélico de Clorinda y Belgrano, el sufrimiento de nuestros comprovincianos  en los campos de refugiados  en la cabecera de los puentes sobre el Bermejo.
En lugar de cubrir temerosamente su propia retirada y pretender curarse de salud, el gobierno debería tratar de replantearse este verdadero fracaso y desastre social y sanitario cometido en los últimos 10 meses. 

Te puede interesar