Carbajal le pidió una “cuota de humildad” a Insfran y que replantee el ingrese al territorio

LOCALES 16 de noviembre de 2020 Por DE N/REDACCION
El diputado provincial, Ricardo Carbajal, advirtió que el Gobierno provincial “dilapidó más de 1.500 millones de pesos” y que “no fue capaz de establecer una política que contemple a todos los formoseños que esperan regresar a su tierra”. Aseguró que “hay una vergonzosa mentira cuando se dice que la oposición busca la ruptura del status sanitario”.
RICKY

“No queremos la ruptura de ningún status sanitario, no deseamos que no se cumplan los protocolos, siempre adherimos a un ingreso ordenado y administrado que, lamentablemente, no se realizó”, marcó el jefe de la bancada opositora en la Legislatura provincial, rechazando la posición oficial que busca responsabilizar a la oposición de un operativo contrario al protocolo de seguridad.
“Es todo lo contrario, queremos que con el status sanitario y el cumplimiento de protocolos como en otras provincias, nuestros familiares, amigos y afectos puedan estar en casa”, acotó. “A los protocolos le decimos que sí, pero no queremos varados, queremos a los nuestros en casa, no deseamos desterrados. Demasiados castigos ya tenemos con la soberbia e incapacidad de los que nos gobiernan”, embistió.
“El gobernador debe dejar de ser tan soberbio y tiene que entender que su estrategia sanitaria solo sirvió para un porcentaje de los formoseños que está en esa situación, no es una política exitosa atender a un grupo de ciudadanos formoseños que sufre de esta situación; hay que atender a todos y entender cuando uno se equivoca y corregirse, y está a tiempo de ser humilde y entender que tiene que solucionar el problema de todos”, reclamò.
También le pidió que “corrija su política y deje de decir que queremos la muerte; se quiere que todos entren, pero obviamente siguiendo las normas sanitarias básicas”, insistió.
Por otra parte, Carbajal, consideró que “el Gobierno de la provincia ha dilapidado más de 1.500 millones de pesos y no fue capaz de establecer una política que contemple a todos los formoseños que estén en esta condición”.
“No falta mucho para las fiestas y aumenta la preocupación y el dolor tremendo con solo pensar en cómo van a venir a ver a sus familiares y amigos; su provincia no les dio la oportunidad de trabajar, no es que se fueron de paseo, sino que, por el desempleo, ahora quieren trabajar todo el año para poder venir y pasar diez días a ver a sus familiares y amigos y esta posibilidad les está siendo negada”, apreció.
“Este escenario se generó exclusivamente por que la administración provincial no fue capaz de establecer un ingreso bien controlado; nadie quiere que los ingresen a tontas y a locas, pero hay que darles la posibilidad de que estén con su gente después del destierro y el arduo trabajo”, redondeó.

Te puede interesar