UNA DECISION QUE SALVO VIDAS 

LOCALES 03 de diciembre de 2020 Por DE N/REDACCION
El derrumbe de parte de la estructura del antiguo edificio ubicado en Belgrano y Brandsen, no pasó de un mero susto para vecinos y transeúntes, pero pudo haber sido una tragedia si no se producía el desalojo que hace exactamente un año ordenó el intendente municipal Jorge Jofrè, alertado y preocupado por las precarias condiciones de la vieja construcción que sirvió de morada a decenas de personas.

Esta madrugada, la edificación cedió a causa del último fuerte temporal. El desprendimiento de mampostería, chapas y vigas de madera no afectó a ningún peatón. 
Desde el 1 de diciembre del año pasado, cuando la Municipalidad de Formosa ordenó el desalojo de todas las personas que vivían en el edificio y comercializaban en la cuadra, el lugar quedó completamente vallado y con la circulación restringida por las veredas.
Tras una presentación de la Comuna, a la que siguió una orden del Juez Civil y Comercial 1, Raúl López Uriburu, en medio de un amplio operativo se concretó en la mañana del 1 de diciembre de 2019, merced el desalojo y vallado perimetral de histórico edifico, donde llegó a funcionar el Correo Argentino, la renombrada whiskería “Donde quiera” y una ferretería, entre otros comercios.
A un año del desalojo, la decisión de Jofrè permanecerá por mucho tiempo en la mente de las decenas de personas que habitaron el edificio, y expone a un funcionario comprometido con los vecinos, y sensible para protegerlos.
La imagen que acompaña este texto, ilustra la magnitud del derrumbe, y estimula casi espontáneamente la producción de pensamientos oscuros e indeseables sobre el escenario que pudo generarse si no se producía aquel desalojo.
El desalojo, y el cierre de varios locales comerciales generó la reprobación de algunos sectores, mientras otros manifestaron su aprobación, convencidos del peligro.
Jofrè actuó convencido de los informes técnicos que hizo elaborar, y, sobre todo, coherente con el rol de funcionario involucrado y susceptible con la causa más elemental de toda sociedad: la vida misma. 

Te puede interesar