Aborígenes piden la liberación de sus hermanos, detenidos con el ardid de un legislador oficialista

LOCALES 24 de enero de 2021 Por DE N/REDACCION
Bajo una temperatura de casi 45 grados, miembros de varias comunidades aborígenes del extremo oeste, se manifestaron esta siesta reclamando el regreso de los “hermanos que fueron reprimidos, y llevados por la Policía”, como lo exponían varios de los carteles, usados para exhibir el malestar.

“Los hermanos fueron llevados a la fuerza, y no queremos que hagan cuarentena porque no estaban bajo cuadro de Covid-19”, explicó una indígena que participaba de la movida callejera”.  
“Es injusto que los tengan en cuarentena, no estaban contagiados, ni sospechados por el virus”, reafirmó otra mujer, a pocos metros. Los propios habitantes contaron que hace pocos días, muchos aborígenes esperaban un móvil que los traslade hasta El Chorro para cobrar, pero solo vinieron los carros de asalto de la Policía y los llevaron detenidos. 
Muchos de ellos creen que se trató de un ardid de un diputado oficialista, quien les prometió el vehículo, pero se dieron cuenta del engaño en el interior de los camiones policiales.
El fondo del asunto podría radicar en que la fuerza utilizó el argumento de la infección para detener al grupo que en esos días se manifestó contra el uso agresivo de los policías para obligar a algunos aborígenes a someterse a la cuarentena que rige en los distintos casos vinculados con la presencia del coronavirus. Aunque nadie lo dijo, podría tratarse de Roberto Vizcaino, conocedor de la realidad aborigen en Formosa, incansable trabajador de hace muchos años en el oeste provincial, y que en las últimas semanas su presencia fue muy frecuente en esa zona.

Te puede interesar