POTENTE RECHAZO A LA INTERVENCIÓN POLÍTICA DE LA UNAF

LOCALES 24 de febrero de 2021 Por DE N/REDACCION
Unos quinientos estudiantes del establecimiento formaron parte esta mañana de una clase publica en defensa de la autonomía universitaria, y una unánime desaprobación al uso de métodos antidemocráticos para conducir la principal casa de estudios superiores de Formosa. Mientras la Justicia nacional analiza una presentación que busca eliminar el proceso electoral previsto para mediados de año para elegir autoridades, miles de miembros de la unidad educativa advierten una solapada intención de derrocar a la actual conducción, salteando el uso de las urnas.

Hace poco más de tres meses, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Formosa aprobó la adecuación del Reglamento General Electoral vigente en la casa de altos estudios, para ampliar la participación en actos electorales de docentes y no docentes. Fue luego de contar con el dictamen favorable de la Comisión de Asuntos Académicos y Asuntos Económicos del HCS, el cual fue ampliamente consensuado.
Según trascendió, dicha Comisión había propuesto la reforma del reglamento electoral vigente en una serie de artículos, con el objetivo de acrecentar la participación del universo de los docentes, sobre todo los interinos, ya que con la reglamentación actual los mismos deben cumplir con dos años de antigüedad para poder tener derecho a la emisión del voto. De esta manera, con la modificatoria incluida, en el mismo momento en que un docente interino es designado ya puede participar del proceso electivo como elector. A su vez, se explicó que la reforma también incluye la incorporación de todos los docentes y los no docentes de planta, ya que el reglamento actual sólo comprende a los trabajadores de planta permanente.
De esta manera, con la reformulación introducida, los docentes y no docentes de planta, que son trabajadores regulares de la Universidad, podrán participar de los actos electorales, incrementando así la participación de estos claustros.
Sin embargo, esta medida encontró rápidos reparos en el oficialismo provincial que, buscando reducir las chances electorales de los candidatos avalados por las autoridades universitarias, acudió a la Cámara Federal de Resistencia procurando anular la decisión adoptada por el Consejo Superior universitario.
En las últimas horas se conocieron los términos del órgano de justicia nacional, ante la presentación que buscaba suspender o prohibir el llamado a elecciones previsto para los próximos meses, para lo cual solicitaban dejar sin efecto las modificaciones al Reglamento General Electoral.
Los jueces actuantes, encontraron incongruencias metodológicas en la presentación, por lo que el fondo de la cuestión permanece abierto.
Las autoridades universitarias de Formosa, consideran que están en presencia de un nuevo avasallamiento de las autonomías institucionales, de las que muchos de sus miembros apuntan al oficialismo gubernamental a través de sus equipos de funcionarios y militantes. “Quieren la intervención para apoderarse de la UNaF”, repiten hasta el cansancio.
Para justificar la postura, recuerdan que el Gobierno provincial no quiere firmar convenios con la universidad, lo que es una contradicción alarmante. Los alumnos de la Facultad de Ciencias de la Salud son requeridos para realizar todo tipo de trabajos en la pandemia y hace dos años, fueron echados de los hospitales y centros de salud, privándolos de sus prácticas. Toda una paradoja, ya que mientras hacen falta profesionales de la salud, no quieren que practiquen en el sistema de salud pública.
La salud pública es un derecho de todos, la salud pública es cuestión de Estado y no de un funcionario de turno.
   
FUERTE REACCION
La movida de hoy se respaldó en la defensa de la autonomía de la UNaF, pero también promovió elecciones libres para todos los claustros; convenios para estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud, rechazados por el Gobierno provincial; y el reclamo de vacunas para la comunidad universitaria.
Tal como lo prevé el mecanismo de la clase pública, se dispusieron sillas y mesas sobre el carril central de la Av. Gutnisky, a pocos metros del acceso al campus universitario, mientras se leían documentos provenientes de distintas organizaciones nacionales y locales defendiendo el proceso democrático para elegir autoridades. También, docentes y alumnos plantearon sus posturas, reafirmando los mismos valores políticos.
La Federación Universitaria Formoseña manifestó su “enérgico repudio contra los graves ataques que sufre la institucionalidad de nuestra querida casa de altos estudios”, y repudió “la judicialización que está sufriendo la modificación de un reglamento electoral que se cimienta en antecedentes cercanos de universidades hermanas”. “Esta acción desmedida, marcada por la codicia de sectores políticos internos y relacionados con el gobierno provincial lo único que hace es poner en peligro la realización de elecciones libres en donde se escuche a través del voto la voz de la comunidad. 
No nos engañemos, ellos no quieren que se vote, no nos engañemos ellos no quieren una universidad libre, democrática y participativa. Ellos quieren una universidad intervenida”, advirtió.
Entretanto, la
Federación Universitaria Argentina suscribió un documento en el que exigió que “no se intervenga la UNaF”, al considerar que las universidades nacionales de “nuestro país son un ejemplo de democracia y pluralismo. Con la excelencia académica como objetivo, y el cogobierno autónomo como principal herramienta, nuestras casas de estudio pueden desarrollar sus políticas con el acuerdo de las mayorías”, reflexionó en un texto que fue leído y muy aplaudido por los presentes en la clase pública.  
“A lo largo de la historia, la autonomía universitaria sufrió distintos ataques que buscaron quebrar el gobierno de claustros para sacar provecho político. Esto está sucediendo hoy en Formosa, acostumbrada a los manejos autoritarios del gobernador Gildo Insfran y todo su aparato”, acusó. 
“En la UNaF, el recambio de autoridades viene siendo motivo de conflictos y disputas de poder desde fines del 2020; actualmente, la modificación del reglamento electoral se encuentra judicializado a pocos meses de las elecciones”, recordó. 
“Con los tiempos de la justicia en contra, la elección libre y democrática de todos los claustros para el recambio de autoridades está en peligro. Si esta situación no se resuelve, la universidad puede quedar acéfala, dando lugar a lo que el Gobierno provincial quiere: la intervención”, reafirmó.
“Desde la Federación Universitaria Argentina estamos en contra de estas acciones que atentan contra la institucionalidad de nuestras casas de estudio. Porque seguimos levantando las banderas que heredamos de la Reforma Universitaria de 1918, construyendo universidades libres y autónomas, siendo ejemplo de pluralidad y democracia siempre”, suscribió Bernardo Weber, presidente de la FUA.

Te puede interesar