Bachelet anunció el monitoreo de los derechos humanos en Formosa 

LOCALES 25 de febrero de 2021 Por DE N/REDACCION
La titular del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas contestó la misiva enviada por los legisladores nacionales Luis Naidenoff y Mario Negri ante la violación de derechos humanos en la provincia durante la pandemia. 

Bachelet agradeció a los legisladores la presentación enviada “manifestando su preocupación respecto al manejo de la crisis de la COVID-19 en la provincia de Formosa y sus efectos en los derechos humanos de la población” y afirmó que “al adoptar disposiciones para contener la pandemia las autoridades, ya sean nacionales o provinciales deben hacerlo teniendo en cuenta los instrumentos y principios internacionales de derechos humanos”. 
“El derecho a la salud debe ser entendido de una forma integral, dado que está estrechamente vinculado con el ejercicio de otros derechos humanos”, explicó la ex Presidente de Chile, hoy a cargo del organismo internacional. 
Anunció que en ese contexto “mi Oficina está dando seguimiento al impacto que tanto la pandemia como las medidas adoptadas por los Estados para su contención tienen en el goce efectivo de los derechos humanos de todas las personas, principalmente de las personas y poblaciones más marginalizadas, tanto en Argentina como en otros países de la región”. “Si bien el art. 4 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos permite a los Estados la adopción de medidas excepcionales que podrían resultar en la suspensión de algunos derechos, éstas deberán ser limitadas estrictamente a las exigencias de la situación, han de ser necesarias y proporcionales al riesgo estimado, y es preciso que se respeten las salvaguardas contra la arbitrariedad”, indicó en su respuesta. 
“El incumplimiento de cualquier restricción sobre la libertad de movimiento no puede justificar el recurrir al uso excesivo de la fuerza por parte de la policía; incluso durante estados de emergencia, el uso de la fuerza se rige por los principios de legalidad, necesidad, proporcionalidad y precaución”, amplió. Además, sostuvo que “ninguna de las medidas adoptadas puede discriminar directa o indirectamente por motivo de género. Asimismo, los pueblos indígenas deben tener acceso no discriminatorio a una atención de la salud culturalmente adecuada y sus derechos deben ser respetados”. 
En consecuencia, informó que serán la Representante Regional para América del Sur, la asesora en Derechos Humanos en Argentina y el Coordinador Residente de Naciones Unidas Argentina “quienes continuarán dando seguimiento, en particular teniendo diálogos con las autoridades nacionales y provinciales para abordar estas preocupaciones”. 
Por último, reiteró “la disposición de mi Oficina para brindar el acompañamiento y la asistencia técnica necesaria al Estado argentino para que las medidas de respuesta y recuperación ante la crisis de la COVID-19 sean respetuosas de los derechos humanos, y existan abordajes específicos para las poblaciones en situación de vulnerabilidad y asimismo para que las voces y la efectiva participación de las personas afectadas sean parte de la búsqueda de soluciones”. 

NAIDENOFF 
Por su parte, el Senador Nacional Luis Naidenoff agradeció vía twitter la respuesta del Alto Comisionado: “Quiero agradecer a Michelle Bachelet, alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, por su respuesta a la nota que enviamos el 26 de enero en relación a la situación de vulneración de derechos en Formosa en el manejo de la crisis del COVID 19”. 
“En su nota recuerda que las medidas excepcionales que suspenden derechos en el contexto de la pandemia siempre deben ser limitadas, necesarias, proporcionales al riesgo, y deben respetar las salvaguardas contra la arbitrariedad, y nunca puede justificarse el uso excesivo de la fuerza”, comentó. 
“Además informa que está al tanto de la situación, y que se dará seguimiento a través del Representante Regional y la asesora en Derechos Humanos y el Coordinador Residente en Argentina”, concluyó

Te puede interesar