OLIVERA CREE QUE GILDO PERDIO CAPACIDAD PARA SEGUIR GOBERNANDO

LOCALES 03 de marzo de 2021 Por DE N/REDACCION
El concejal capitalino Fabian Olivera renovó sus críticas contra algunas medidas del gobernador insfran en el marco de la pandemia, consideró al funcionario en “el ocaso de su ciclo biológico”, y con conductas propias de quien “ya perdió todas sus motivaciones; es imposible pedirle creatividad y diálogo”, y aseguró que gobierna estimulado por “meros caprichos que hacen mucho daño a miles de formoseños”.

“Gildo se repite intentando comparándose con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y crea un discurso para ponerse por encima del gobernador más eficiente que tiene hoy el país, pero lo único que consigue es la reacción irónica de su propia gente porque, más allá de algunas circunstanciales cifras, hay un mundo de distancia entre ambos funcionarios, y eso se evidencia en el pueblo que cada uno gobierna”, sostuvo.
“Pararon las clases presenciales en la ciudad, por temor a la presencia de unos pocos casos de infectados, pero los colectivos del servicio urbano de pasajeros circulan desbordados de pasajeros”, comparó.
“No pueden notar esto; lo que por una parte se pretende proteger, por el otro lado se permite completamente, como si fuera que controlan los lugares y los momentos de actividad del virus”, graficó.
“Hace unos pocos días, algún funcionario trasnochado salió a festejar el éxito de la actividad hotelera durante la pandemia, y lo adjudicó a la decisión oficial de contratar los locales para destinarlos a los casos de cuarentena; ¿alguien puede ignorar el ahogo financiero en el que se encuentra la mayoría de los hoteles en Formosa?, incluyendo el cierre definitivo del Asterión, y la pérdida de empleos de cientos de formoseños que trabajaban en este rubro”, subrayó Olivera.
“Creo que el gobernador hace algún tiempo perdió su brillo, y hoy se mueve casi por impulsos, pero ya no le alcanza; su propio gabinete este integrado con gente mayor, estimulada solo por conservar su lugar financiero y de comodidad, a la que no se le cae una duda innovadora”, sosotuvo.
“Y dentro de un escenario de estas características, encontramos a Gildo Insfran naufragando en el ocaso de su ciclo biológico, con reacciones caprichosas, alejadas de la realidad, y apoyadas en discursos que se repiten, aunque se mantienen muy alejados de la realidad de los formoseños, y, sobre todo, de las respuestas concretas y urgentes que necesitan”, reafirmó.
“Debemos trabajar para el postgildismo, apuntalando un esquema que se comprometa a no repetir una administración tan sesgada y negada al dialogo y a la participación, para construir una sociedad capaz de concretar sus proyectos individuales y familiares”, cerró.

Te puede interesar