El gobierno respaldo el accionar policial, aunque dijo que analizará la actuación de los agentes

LOCALES 08 de marzo de 2021 Por AGENFOR
Un comunicado oficial dio detalles de las heridas de una veintena de policías durante los desmanes del viernes, pero nada dijo del saldo que los uniformados produjeron en decenas de manifestantes, lo que resume la vereda que protege el Gobierno provincial. Reveló que se sustancia una causa judicial contra manifestantes y un sumario administrativo para investigar a los agentes.

El Gobierno de Formosa dio su versión de los hechos durante las manifestaciones planteando el origen y las consecuencias de los desmanes en inmediaciones de Casa de Gobierno. Además, precisó que está en curso una causa judicial por “Instigación a cometer delitos, lesiones graves, daño y artículo 205 del Código Penal” contra manifestantes y un sumario administrativo para investigar posibles abusos entre los agentes policiales que actuaron.
Explicó el comunicado que en los primeros días de marzo se verificó en Formosa capital un brote de contagios que triplicó los casos activos en una semana, afectando 37 barrios diferentes de dicha ciudad. Ante esta propagación y la circulación viral comunitaria en aumento, el jueves 4 del corriente mes se comunicó en el parte informativo 361 del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19 el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio para la ciudad de Formosa hasta el día 18 de marzo inclusive.
“Durante esa misma jornada, en horas de la tarde, se realizó una primera marcha a Casa de Gobierno encabezada por unas 60 personas, mayoritariamente jóvenes autodenominados libertarios, quienes procedieron con una actitud violenta tratando de romper el vallado perimetral e ingresar por la fuerza a Casa de Gobierno, con agresiones al personal policial que se encontraba prestando servicios” expresó el parte difundido por Agenfor.                                                                                                                               “Ante la convocatoria por redes sociales a una movilización para el viernes 5, la autoridad policial puso en conocimiento a la autoridad judicial competente de las informaciones recabadas en relación a la potencial agresividad con que actuarían los manifestantes con intención de incendiar la Casa de Gobierno,” añadió.
Por ello, se realizó un operativo de seguridad disponiendo vallados para garantizar la realización pacífica de la marcha y resguardar los edificios públicos.

300 MANIFESTANTES
Señala el comunicado que alrededor de las 11.30 del viernes 5, arribaron alrededor de 300 manifestantes y algunos procedieron violentamente rompiendo el vallado cercano a Casa de Gobierno, destrozando veredas y usando los escombros como proyectiles que fueron arrojados a los efectivos policiales. “La fuerza creó un cordón humano que soportó un duro hostigamiento por más de noventa minutos sin ningún tipo de reacción, cumpliendo los protocolos establecidos para estas situaciones”, indicó.
Como consecuencia de estos hechos, “más de veinte efectivos resultaron heridos y fueron hospitalizados, e incluso uno de ellos aún permanece en terapia intensiva producto de la brutal agresión que le provocó un grave traumatismo de cráneo”.
Tanto la jueza de instrucción en turno como la fiscalía interviniente fueron informadas simultáneamente sobre la evolución de los hechos a medida que éstos se producían.
“Al no lograr romper el cordón humano, los manifestantes se desplazaron hacia la calle San Martín, lateral a la Casa de Gobierno, donde repitieron sus actos violentos logrando desplazar el vallado metálico y el cordón policial, con claras intenciones de ingresar a la Casa de Gobierno por la parte posterior, esto motivó la intervención de efectivos policiales anti motines, quienes tuvieron que recurrir a la utilización de elementos disuasivos”, agregó.
Al no poder lograr el ingreso a Casa de Gobierno, el grupo violento de manifestantes continuó “arremetiendo contra el personal policial con piedras y escombros, extendiendo sus acciones violentas contra distintos edificios públicos, entre ellos la Legislatura Provincial y el Instituto de Asistencia Social, los cuales sufrieron la rotura de los vidrios de sus ventanas”.
Sostuvo el comunicado que, ante ello, la Policía aprehendió a varias de estas personas que realizaban actos vandálicos y los trasladó hasta la Seccional Primera. Esto hizo que los manifestantes se desplazaran hacia allí intentando ingresar por la fuerza a la Comisaría, arrojando bombas molotov, rompiendo las ventanas del edificio e incendiando dos motocicletas como también varios contenedores de basura”, precisó.
Indicó el Gobierno provincial que “muchas de las personas que se manifestaban continuaron provocando daños por distintos sectores de la zona céntrica, hasta que se logró la aprehensión de 81 de estas personas en la vía pública. Fue informada la jueza de turno, Laura Karina Paz y se sustanció una causa judicial por Instigación a Cometer delitos, lesiones graves, daño y artículo 205 del Código Penal. Se secuestraron escombros, restos de bombas molotov y una vez finalizadas las diligencias procesales todas las personas fueron puestas en libertad ese mismo día, además de 13 menores que fueron retirados inmediatamente por sus padres”.
“Las manifestaciones de cualquier sector de la ciudadanía deben ser respetadas y la actuación disuasiva de las fuerzas debe ser acorde a la situación que debe enfrentar, tratando de evitar por todos los medios la violencia. Por ello se ordenó la sustanciación de un Sumario Administrativo a los fines de determinar la responsabilidad policial por eventuales abusos”, detalló.

Te puede interesar