Escrache contra un abusador de un Call Center, mostró un desinterés cómplice de la firma

LOCALES 15 de marzo de 2021 Por DE N/REDACCION
Unas veinte personas se manifestaron este lunes frente al edificio de González Lelóng 441, para visibilizar públicamente los repetidos abusos sexuales contra un numero alto, aunque indeterminado, de mujeres que trabajan en ese lugar, de parte de un supervisor. En ningún momento, ejecutivos de la empresa se presentaron para dialogar y escuchar los reclamos, y eventualmente adoptar medidas paliativas.

De nuevo las redes sociales actuaron como transportadoras de una injusticia que el modelo tradicional no logra contener, y en pocos días consiguieron enterar a muchas mujeres que estaban siendo ultrajadas por la misma persona, en el mismo lugar de trabajo.
Todo se desató, tras tomar estado público que una mujer de 29 años de edad, espera la reacción de la Justicia ordinaria, y del Gobierno provincial, luego formalizar una denuncia contra un compañero de trabajo que durante varios meses la sometió a todo tipo de vejámenes, dejándola al borde del suicidio y subsistiendo apoyada por un interminable coctel de medicamentos suministrados por una profesional.
La valiente y decidida determinación de la mujer actuó como una columna de fichas de dominó: una empujó a la de al lado, y sucesivamente todas fueron golpeándose hasta que ninguna quedó de pie.
Muchas empleadas acudieron hoy frente al local de la empresa cordobesa que hace unos siete años ofrece servicios empresariales, principalmente basado en llamados telefónicos para proponer productos o reclamar pagos de deudas
Varios carteles dieron cuenta de la misma experiencia que venía afectando a muchas compañeras, atacadas por un monstruo que se apoyaba en la jerarquía del cargo para estar muy cerca siempre, y apelando al hostigamiento lograba saciar sus bajos instintos.
Pese a la insistencia de las trabajadoras, los jefes no permitieron que baje el personal que estaba de turno, lo que resume la posición de la firma.
La Secretaría de la Mujer tampoco se mostró desenvuelta ante la presentación efectuada por la víctima, quien acudió a las oficinas del organismo público para ventilar su experiencia

Te puede interesar