EL CALL CENTER SE DESVINCULO DEL ABUSADOR Y PROMETIÓ INVESTIGAR LOS HECHOS

LOCALES 16 de marzo de 2021 Por DE N/REDACCIÓN
En pocos días las redes sociales ayudaron a visibilizar el raid sexual de un hombre de 26 años que se desempeñaba con un importante rango en la firma que tiene sus oficinas sobre la avenida Lelong, tras lo cual fue desvinculado de sus actividades. La empresa aseguró, además, que hará una presentación judicial y reivindicó su compromiso con sus políticas de ética y conducta.

Todo se desató, tras tomar estado público que una mujer de 29 años de edad, espera la reacción de la Justicia ordinaria, y del Gobierno provincial, luego formalizar una denuncia contra un compañero de trabajo que durante varios meses la sometió a todo tipo de vejámenes, dejándola al borde del suicidio y subsistiendo apoyada por un interminable coctel de medicamentos suministrados por una profesional.
La valiente y decidida determinación de la mujer actuó como una columna de fichas de dominó: una empujó a la de al lado, y sucesivamente todas fueron golpeándose hasta que ninguna quedó de pie.
Unas veinte personas se manifestaron este lunes frente al edificio de González Lelóng 441, para visibilizar públicamente los repetidos abusos sexuales del supervisor.
Ahora, el Call Center abandonó el silencio y admitió su “absoluto repudio y condena contra cualquier tipo de violencia que se genere en el ámbito laboral”, como prólogo de la desvinculación
del colaborador involucrado en la denuncia judicial y mediática
"Asimismo haremos la presentación judicial correspondiente, a los
fines de brindar todos los elementos que nos sean requeridos, en miras a lograr el esclarecimiento de los hechos denunciados", aseguraron los propietarios de la empresa cordobesa radicada hace unos siete años en la ciudad.
"Ante esto y en el marco de nuestras políticas de ética y conducta,
continuaremos las investigaciones internas pertinentes para esclarecer la totalidad de los hechos e inmediatamente seguiremos trabajando en redoblar los esfuerzos de nuestros programas de concientización para que estos casos no vuelvan a suceder”, agregó.
“Contamos con el compromiso de todos y recordamos que nuestros
canales de comunicación se encuentran disponibles para recibir de
manera segura cualquier tipo de información respecto a hechos de violencia”, siguió el texto, en su despedida.
Por otra parte, la mediática Secretaría de la Mujer sigue mostrándose al margen de estos hechos y, a diferencia de lo que suelen pregonar sus funcionarios, el desinterés del Gobierno provincial suena hoy mucho más a una conducta cómplice que a un gesto de desinterés o de desconocimiento.

Te puede interesar