La Federación Agraria consideró poco más que “una estafa” al auxilio oficial a los bananeros

LOCALES 19 de marzo de 2021 Por DE N/REDACCION
Los productores están recibiendo fertilizantes, a cambio de una determinada cantidad de la fruta que producen, pero en el compromiso que los hombres de campo deben firmar no se fijan los valores de referencia, aunque trascendieron los montos y están lejos de reflejar lo que necesitan para que el trabajo les resulte rentable. Además, consideraron que la ayuda viene siete meses atrasada, considerando el tiempo en que debe usarse el agroquímico.

La Federación Agraria Argentina de Laguna Naineck consideró “una burla a los productores bananeros, una migaja, una estafa con olor a robo disfrazado de asistencia” a la ayuda que hoy comenzó a materializar el Gobierno provincial para el sector que hace años atraviesa difíciles situaciones de supervivencia.
Este jueves por la mañana, en la Colonia Ceibo Trece, el Gobierno provincial entregó a bananeros de la zona, dos bolsas de fertilizantes de 50 kilos cada uno para cada hectárea de la fruta, hasta un total de tres hectáreas por productor. 
En un comunicado oficial se anunció la extemporánea asistencia, pero en el texto difundido por el vocero oficial hubo una marcada intención de esconder los detalles de la operación que, terminó siendo un préstamo con condiciones de restitución casi usarías.
El productor deberá entregar al Programa Nutrir, diez cajas de banana de 22 kilos cada una, como parte de pago por cada bolsa de fertilizante.
“Es una burla la supuesta ayuda porque es totalmente a destiempo ya que las primeras fertilizaciones para la producción actual deberían haberse realizado en agosto del año pasado”, dijo Pánfilo Ayala, principal referente de FAA en Formosa, al dar su primera mirada de lo que el gobierno presentó directamente como una asistencia, termino culturalmente asociado a un subsidio, una práctica lingüística rebuscada que se repite para confundir
“Una migaja es la entrega de dos bolsas por hectáreas, cuando como mínimo se requieren anualmente doce por hectáreas”, definió el dirigente.
“Sería como una estafa con olor a robo disfrazado de ayuda, porque en el documento que se le hizo firmar al productor no se fija el valor del fertilizante, ni cuanto pagaran o cotizaran concretamente por cada caja de banana”, reveló Pánfilo Ayala, poniendo al descubierto el detalle central que el gobierno soslayó deliberadamente al anunciar el desembolso.
El productor quedó atado al compromiso de restituir “un equivalente al precio de referencia del Programa Nutrir”, el que según escucharon decir los productores a los funcionarios sería de $350 por cada caja de banana, con lo que el valor de cada kilo dela futa alcanzaría a los $15,90. “Es un monto muy por el contrario a los $30 que el productor requiere actualmente por cada kilo de banana para que la producción siga siendo rentable”, redondeó Ayala.

Te puede interesar