El Covid se ensañó con la comunidad educativa local: 48 docentes y 11 alumnos infectados

LOCALES 31 de marzo de 2021 Por GDA
Contundente rechazo sindical al regreso a las escuelas. Hay casi 70 establecimientos intervenidos en varias localidades de la provincia. Clorinda y Formosa son las ciudades que aportan el mayor número de contagios en la estadística diaria. 

El gremio Docentes Autoconvocados declaró el estado de alerta de la organización y exigió la “suspensión inmediata de toda forma de presencialidad en todos los establecimientos escolares de la provincia”. También la vacunación a todos los trabajadores de la educación con la totalidad de las dosis, y la eliminación del semáforo epidemiológico. 
La secretaria general de la organización, Nilda Patiño, analizó que en medio de este rebrote en el mundo y del aumento de casos en Formosa, “son muchas las preguntas que nos hacemos quienes pensamos con responsabilidad individual y social nuestra tarea”.  
“¿Deben los escolares volver a clases?, ¿se puede pensar en un retorno seguro?, ¿están dadas las condiciones sanitarias, considerando que adultos, niños, niñas y adolescentes constituyen una población susceptible de enfermar por no existir hasta el momento una vacuna que ofrezca inmunidad total a la población escolar?”, se interrogó en un comunicado que distribuyó en las últimas horas para justificar su rechazo al retorno a las aulas. 
“Estas son hoy las preguntas que debemos hacernos todos los docentes de Formosa, cuando - según el propio ministro Zorrilla -hablamos de 48 docentes infectados y 11 estudiantes, con casi 70 establecimientos intervenidos en varias localidades de la provincia, siendo Clorinda y Formosa las que aportan mayor número de casos en la estadística diaria”, reflexionó.  
“A eso debemos agregar la reciente muerte en Buenos Aires de Jorge Langone, a causa de haberse infectado con Covid-19 y los 8 muertos en todo el país, denunciados por organizaciones sindicales docentes, que a nadie fuera de la docencia parece preocupar”, consideró.  
“Hacemos nuestras las expresiones de Alejandro Dolina; si hay un virus que está matando millones de personas, no puede haber pediatras, (psicólogos, políticos y padres) diciendo a los niños les hace mal no ir al colegio. Claro que hace mal no ir al colegio, pero mucho peor les hace contagiarse. Por no ir al colegio no se está muriendo nadie”. Graficó. 
Respecto a la transmisión del coronavirus en ámbitos escolares, la dirigente estimó que “con solo la presencialidad de los docente en las escuelas y colegios a un mes del inicio escolar, tenemos casi cincuenta infectados; no queremos pensar que va a suceder si no retrocede el número de contagiados diariamente, cuando tengamos (por ejemplo en Formosa y Clorinda) en cada aula de diez, veinte, treinta, etc., sin las condiciones sanitarias establecidas ni la provisión de insumos, exponiendo a centenares de trabajadores y estudiantes, además de todos los miembros de la comunidad educativa interactuando diariamente”, evaluó. 
“Como gremio, sabiendo las condiciones en que se trabajó en la mayoría de las escuelas a fines del 2020 y luego de relevar cientos de establecimientos al inicio de este año escolar, podemos decir que la mayoría no está en condiciones de hacerse cargo de la masividad y lo que implicaría la interactuación de miles de personas”, reafirmó. 
“Las escuelas y colegios, de cada localidad y cada paraje, serán un lugar de circulación del virus, más allá de los protocolos, que hemos denunciado en muchos casos por la imposibilidad de su cumplimiento, por la falta de personal necesario o por la falta de los insumos que garanticen tener una escuela limpia y sanitizada todos los días y durante toda la jornada y/o de cada burbuja”, añadió. 
“Denunciamos, asimismo, las presiones de los funcionarios y directivos para no denunciar y para no aislar a los trabajadores frente a casos sospechosos; como también   los impedimentos para cerrar las burbujas o cualquier forma de flexibilización del protocolo escolar. Algunas tampoco respetan lo establecido por DNU y Decreto Provincial y no conceden las dispensas establecidas para asistir en casos especiales”, reprochó.
“Un docente o un alumno muerto o enfermo no debe ni puede ser el indicador para tomar la decisión de la suspensión de toda presencialidad; esa decisión se debe dar en este momento, porque de no hacerse serán responsables exclusivamente el ministro Zorrilla y el gobernador Gildo Insfrán; como es ahora responsable Larreta en CABA por la vida que se perdió”, comparó. 
“Por ello nos declaramos en estado de alerta y exigimos la suspensión inmediata de toda forma de presencialidad en todos los establecimientos escolares de la provincia”, anunció. 
“Exigimos la vacunación a todos los trabajadores de la educación con la totalidad de las dosis; la eliminación del semáforo epidemiológico, aprobada por el Consejo Federal de Educación, y reuniones con la totalidad de los gremios docentes para escuchar otras voces, conocer otras perspectivas y si se pudiere consensuar las medidas”.

Te puede interesar