LA CONSUMACIÓN FINAL

LOCALES 17 de abril de 2021 Por DE N/REDACCION
El rector Parmetler inauguró una nueva etapa vergonzante en la Universidad Nacional de Formosa. Tras su último raid mediático pontificando como jurisconsulto mesiánico la invalidez de las elecciones para designar decano y vicedecano en la FAEN y en la Facultad de Humanidades, ahora perpetra otro ataque grosero. 

En otra maniobra entre gallos y medianoche dictó un calendario electoral parcializado y a su antojo.  Cual monarca absolutista en su castillo, vuelve a acudir al método pérfido de disimular en cada acto su oscurantismo.
La supuesta convocatoria fue dada a conocer por su dependiente jerárquico, quien da muestra de la práctica deleznable de ajustar la ley al antojo mesiánico de su jefe real. El vocal 1 de la Junta Electoral Permanente, empleado municipal y asesor letrado del Rector y del Secretario General Académico Barboza, simula una descripción burda de lo ya sabido por los actores universitarios: el proceso electoral.
Cargado de nimiedades en sus declaraciones en la página oficial de la Universidad, el miembro de la Junta Electoral en su acto de comunicación se vuelve transparente por lo que oculta: la resolución de convocatoria con el cronograma explícito para las elecciones en los claustros no docente, de graduados y estudiantil. 
Por primera vez, lamentablemente, los actores políticos no tienen acceso a la resolución rectoral, ni debidamente publicada. Y lo que es peor, esto se suma a la violación reiterada y sostenida de la obligación republicana de Parmetler de publicar los actos administrativos.
Lo más grave es que anticipa la profecía auto-cumplida del empleado municipal y miembro de la Junta Electoral la imposición de pautas contrarias a la buena fe, simulando lo que todos saben y lo gritan en silencio que es el diseño de un ajustado mecanismo de coacción, apriete y violencia simbólica y física. 
Efectivamente, al anunciar las aparentes medidas de bioseguridad, anticipa un modo de anular las garantías elementales para ejercer el voto del elector.
El manto de sospecha se ha corrido. Ahora es certeza. Todo está preparado para que los que ejercen el derecho de la fuerza, desplieguen impunemente toda su brutalidad para extorsionar a los desprotegidos electores que estarán en la boca del lobo. Así lo confirman fuentes universitarias que aseveran que el Rector fue notificado de maniobras y hechos violentos sobre grupos políticos universitarios que no responden al violento Psicopedagogo Rafael Olmedo, "ex"- secretario de Asuntos Estudiantiles y Extensión Universitaria. 
Funcionalmente ajustado el dispositivo en el campus universitario, será presa fácil todo aquel que esté marcado por la patota de Olmedo, quien reafirmó su calaña y su naturaleza violenta en ocasión de impedir el ingreso al salón de los rectores, a la Decana Botteron y consejeros directivos para cumplir con sus obligaciones en la elección de decano de la FAEN; al punto de amenazar en gesto y palabras a docentes de dilatada trayectoria.  Y lo hizo al mando de un grupo de choque que simula ser de seguridad de la universidad, conducta que Parmetler sabe y consiente. 
De esta forma ya puede anticiparse el final para esta etapa, con un calendario electoral publicitado capciosamente por el miembro de la Junta Electoral Permanente, el diseño de dispositivo de "bioseguridad" que es trampa mortal para la integridad física del elector, -cuando en realidad será carne de cañón de la supuesta "organización de seguridad" que responde a Rafael Olmedo y su patota, con la anuencia total de Parmetler. Para los que no creen, es bueno que recuerden las imágenes (de la memoria y de Youtube) de sangrantes cuerpos semidesnudos en los enfrentamientos entre los "azules" y los "evita vivos", en medio de corridas en los pasillos de las aulas, desplegándose cual hordas en el campus universitario. 
El final de esta etapa, es la consumación de la perfidia y mentira de Parmetler, cual tirano absolutista enajenado, que organiza y envía a sus matones sedientos de concretar sus "correctivos" y "modos de la Línea Azul": la violencia descontrolada, perfeccionada casi con sadismo.  Al margen de esto, la consumación marcará el oprobio y la paradoja: la Universidad Nacional de Formosa será un campo de concentración, con su calvo comandante y jurisconsulto de nombre pomposamente Augusto, y sus kapos azules al mando de Rafael OImedo. 

Te puede interesar